domingo. 04.12.2022
Torneros

Torneros está más cerca que nunca de ser realidad; de ello depende que el Ministerio de Fomento asuma el coste de la urbanización de este área al sur de la capital leonesa, que dispone de más de doscientas hectáreas de superficie y una posición privilegiada para enhebrar esa fórmula de desarrollo que patenta la combinación intermodal del transporte.

 

Ya hay iniciativa privada interesada en desarrollar este polígono como plataforma logística; empresarios dispuestos a asentar negocios en la zona. Pero toda esa voluntad depende de que la administración asuma la parte del proyecto que supone la urbanización del área. Para apuntalar la reivindicación, los mismos promotores han buscado ejemplos en el que el impulso de las áreas industriales en España partió del primer empuje que le dio el Ministerio de Fomento a la iniciativa. Torneros es una posibilidad de desarrollo anunciada para León que forma parte de uno d ellos amuletos políticos más recurrentes en los últimos años entre el elenco de promesas electorales que se refieren al futuro del territorio leonés. Para que encuentre un resquicio de realidad, Torneros precisa de una intervención similar a la que Fomento o el Sepes emprendió en espacios industriales; el polígono de Teixeiro, en La Coruña, logró una dotación de servicios para sus más de 330.000 metros cuadrados gracias a los cinco millones de euros que Fomento destinó a la urbanización del espacio; Sepes empleó más de 35 millones de euros en la urbanización de la primera fase del parque logístico industrial de Tordesillas (Valladolid), que se extendió sobre una superficie de 210 hectáreas; en Manzanares, (Ciudad Real) también hubo implicación de la administración central para sacar adelante el espacio industrial tras un acuerdo de colaboración con la administración local; y el parque industrial de La Hiniesta, en Zamora, también fue posible en alguna de sus fases gracia al impulso de la administración central que dotó a las obras de urbanización con alguna partida de hasta 9,7 millones de euros.

 

La iniciativa privada en León, empresarios leoneses y de otros puntos interesados en este enclave de Torneros, ya tienen certificada la demanda de suelo industrial para cubrir hasta 400.000 metros cuadrados de espacios destinado a la logística; pero es necesaria la implicación de Sepes; el sector privados no está en condiciones de asumir el alto coste que supone la urbanización de todo ese perímetro.

Los precedentes
Los promotores buscan apoyo del Gobierno, como ya se dio en el desarrollo de otras áreas similares

La expansión de los terrenos de Torneros permite acometer el proyecto de desarrollo íntegro del área desde dos fases; la primera, permitiría atender la demanda actual con los terrenos que el Sepes (la entidad pública empresarial de suelo) adquirió en este entorno que están enclavados en el término municipal de Onzonilla; hay esa demarcación hasta noventa de las doscientas hectáreas de la superficie total. Suficientes para dar cabida a instalaciones industriales a lo largo de medio millón de metros cuadrados. Y, así, relegar la urgencia de intervenir sobre las 110 hectáreas que están dentro del término municipal de Vega de Infanzones.

 

El resto de circunstancias que asisten a la necesidad de desarrollar Torneros viene adosada a la letra pequeña de actos administrativos: se trata de terrenos comprados y disponibles para urbanizar; tienen un único propietario; no cuentan con problemas ambientales de calado para abordar un proyecto industrial; de hecho, el área vinculara a los muelles ferroviarios tiene la exención de impacto ambiental.

 

Desarrollo flexible
La disposición del recinto de Torneros permite acomter la urbanización en fases diferentes

 

Luego, acude ese aluvión de expectativas puestas en el desarrollo de este área inducido desde planes macro estructurales que van a definir los corredores de transporte en el espectro europeo a medio y largo plazo.

En los nuevo documentos que se elaboran, hay referencias copiosas a León como centro nodal de la expansión de las autopistas ferroviarias hacia la fachada atlántica; debajo de esa denominación está latente el nombre de Torneros; y lo que podría significar para León contar con una plaza logística con vistas a la fachada del ferrocarril; el futuro para las mercancías.

Torneros 2

La falta de apoyo público para urbanizar deja en el aire 400.000 metros en Torneros
Comentarios