viernes. 09.12.2022
Transporte

La falta de interventores colma las carencias del servicio ferroviario de viajeros en León

Conexiones de trenes regionales con Valladolid, Madrid y Gijón se realizan sin la presencia de estos operarios
Viajeros y trenes en los andenes de la estación de Adif de León. ARCHIVO

La escasez de personal de intervención se suma a las carencias que padece el servicio ferroviario de viajeros en León. En época estival, la carencia se acentúa, con secuencias insólitas. Uno de los trenes que circula con esa merma en la dotación de interventores transita en su recorrido por territorio leonés; el regional que circula entre Valladolid y Gijón, y dispone de interventor entre la estación de la capital castellana y Palencia; a partir de ese punto, el operario regresa a Valladolid como viajero en un AVE. Desde hace más de cuatro meses, el tren circula por el resto del trayecto hacia el norte sin interventor; con paradas fijadas en Grijota, Paredes, Cisneros o Villada, o las localidades leonesas de Sahagún, El Burgo Ranero y Palanquinos.

La normativa de Renfe es concesiva con la circulación de un tren de viajeros sin interventor, salvo en los casos que el operario sea preciso para la secuencia de las operaciones terminadas o que el convoy transite a través de túneles; el del Guadarrama es la estructura referente para la línea del Norte. La obligación de disponer de personal para cubrir esos turnos deja al descubierto los servicios regionales u otros trayectos en los que no se aplican las excepciones normativas.

Sin dotación

La normativa permite a los trenes circular sin revisores, aunque merma la calidad del servicio

El mismo personal de la compañía ferroviaria denuncia la existencia de estas carencias repetidas en el servicio, que creen que afectan de forma negativa a la calidad de la prestación de las conexiones ferroviarias. Lo entienden por lo que aporta el interventor para la seguridad de los viajeros, el control del pasajeros; el círculo que termina por la supresión de los enlaces que dan pérdidas y que empiezan por la falta de los interventores. Y la falta de información para los pasajeros ante las incidencias que puedan surgir en el trayecto. Las críticas del propio personal de la compañía ferroviaria se extienden por el material motor anticuado de las composiciones que prestan este servicio. Y amplían a enlaces entre León y Madrid y Gijón y la capital leonesa las referencias de trenes regionales que circulan sin interventor.

Figura elemental

El personal de la compañía ferroviaria cree que esa privación afecta de forma negativa

Esta escena de los convoyes de viajeros por línea convencional sin personal con el desempeño propio de los interventores añade desencanto del personal con la gestión del servicio de viajeros.

La falta de interventores colma las carencias del servicio ferroviario de viajeros en León
Comentarios