lunes. 04.07.2022

La muerte por intoxicación de monóxido de carbono de una madre de 42 años y sus dos hijos pequeños, de cuatro y nueve años, sume en el luto a la localidad de Carbajal de la Legua. La familia, que había vivido con anterioridad en Lorenzana, residía desde hace más de cinco años en la urbanización el Soto, donde eran muy queridos.

El matrimonio había tenido hace tiempo el bar Hugo’s, ubicado en el número 62 de la avenida San Ignacio de Loyola, en las inmediaciones del hospital San Juan de Dios. El padre, que fue quien dió la alerta a un vecino después de que no le cogieran el teléfono durante buena parte de la tarde, se dedica a la construcción como autónomo y, recientemente, había adquirido una pequeña ganadería.

Una familia muy querida en el pueblo