viernes. 12.08.2022

Familias del colegio Ponce exigen a Educación el cese de la directora

Reclaman también un expediente disciplinario a una docente que pegó a uno de los alumnos
undefined
Puerta principal del colegio Ponce de León. FERNANDO OTERO

Un grupo de familias del Colegio Ponce de la capital leonesa continúan recogiendo firmas con las que avalar la denuncia ya presentada ante la Consejería de Educación en la que reclaman «la apertura de procedimientos disciplinarios» tanto a una maestra por haber agredido a un niño como a la directora del centro, para la que también exigen su cese por «irregularidades en el funcionamiento del colegio», «abusos y arbitrariedades», además de «amenazas y reprimendas que vierte con cierta regularidad y de forma pública dirigiéndose, en muchas ocasiones, a la totalidad de los alumnos de determinadas clases».

En el escrito presentado por la familias, que también ha acudido por segunda vez ante el Procurador del Común, se explica que la directora ha acusado a niños de robar tenedores del comedor, a pesar de que los responsables de este servicio negaron el caso, que no se ha realizado un informe de déficit de atención a un alumno pese a la solicitud de la familia porque había «mucha lista de espera» o que se tomó la decisión «de forma unilateral de no impartir ni la asignatura de Religión ni la de la Valores sin informar a los padres». También que se «impidió» a los alumnos de una de las clases asistir a la asignatura de Robótica y se castigó a dos semanas sin recreo, una semana realizando tareas de aprovisionamiento de papel higiénico y jabón en los cuartos de baño y una semana asistiendo a una clase de tercero de Primaria a un alumno de sexto que intercambió una nota con otro compañero en el aula.

A todo ello, las familias detallan que es habitual que en el colegio  amenace a los estudiantes con «abrir un expediente disciplinario» y que las acciones de mediación que deben llevarse a cabo en los centros «cuando han existido, han revestido un carácter de obligatorias para las alumnas que han participado en ellas, sin haber recibido ningún tipo de formación al respecto como exige la normativa». Añaden que «no se han aplicado atenuantes de malas conductas» y que en ningún caso «se aprecia carácter educativo en las medidas correctivas impuestas».

Los padres, en la denuncia presentada por una de los integrantes del Consejo Escolar, también detallan como una de las maestras del centro «agredió físicamente a uno de sus alumnos», hechos que se trasladaron a los inspectores de Educación. Sin embargo, ante la «inhibición de funciones» de los dos inspectores «que tuvo como consecuencia la lesión de un derecho, ya que se produjo la indefensión del menor y su familia», también reclaman que se abra un procedimiento disciplinario a los dos representantes de Educación porque ante esta situación «tenían que haber actuado de oficio». Desde Educación señalan que el caso «fue abordado por la inspección educativa de la Dirección Provincial de Educación, se estudió y se dio por cerrado».

Pese a todo, las familias que suscriben la queja exigen a Inspección Educativa que inicie los procedimientos y actuaciones «necesarios a fin de garantizar el correcto funcionamiento del colegio Ponce, así como su sujeción a la normativa vigente».

Familias del colegio Ponce exigen a Educación el cese de la directora
Comentarios