sábado 27/2/21
Gestión de los residuos

La Fele avanza con el pulso judicial que le enfrenta al consorcio de basuras

El juzgado admite el recurso contra la subida del recibo, que ya había revocado la Diputación
Vista de las instalaciones del centro de tratamiento de basuras. MARCIANO PÉREZ

La Fele celebró ayer la admisión a trámite del recurso que la asociación empresarial presentó contra el presupuesto de Gersul. El litigio deriva de «errores» materiales y formales que la patronal leonesa interpretó sobre el discurso de unos presupuestos en los que se relacionaba un incremento de la tasa de basuras. «Indebido», entiende la Fele. La objeción se refiere a una subida del 19% aplicado en la partida de ingresos y todo ello con el objetivo de trasladar a ciudadanos y empresas la deuda acumulada en ejercicios anteriores por la ineficiente gestión del servicio realizado por Gersul.

Antes de esta decisión judicial, la de admitir a trámite la demanda de la Fele, la propia Diputación de León reconoció públicamente una variante en las previsiones financieras del Consorcio de Residuos, además del modo con el que sufragar el desajuste, que se hará repercutir a las entidades públicas que sostienen Gersul; la institución provincial asumiría un 52% del impago y el 48%, los tres grandes ayuntamientos de la provincia. De esa forma se decidió que la deuda no se iba a saciar con incrementos en el recibo de los usuarios del servicio.

Al margen de esa decisión de revocar la subida de las tasas por el tratamiento de basuras, los asesores jurídicos de la Fele constataron que el presupuesto de Gersul para 2020 no cumplía con el objetivo de estabilidad presupuestaria, no cumplía con el objetivo del límite de deuda financiera o comercial y no cumplía tampoco con la regla de gasto.

Frente ante tasas
La Fele pide la disolución de Gersul porque «no resulta financieramente sostenible»

Por eso, y a la vista de las irregularidades, la Fele exigió una rectificación inmediata por parte del consorcio que evitara perjudicar a todos los contribuyentes. Y a la par, demandó una gestión clara y eficiente del consorcio que sirva para solucionar los problemas que, durante años, arrastra el ente público: fin a la deuda histórica que mantienen los ayuntamientos; registros de contribuyentes para evitar duplicidades en el cobro y que se recaude por parte de aquellos que nunca han pagado por no constar en el censo; rebajar las cuota, en vista de la catastrófica situación económica en la que ya están sumidos muchos sectores y empresas; ajustar el salario del personal de Gersul y reclamar las cantidades indebidamente percibidas que no estén prescritas de conformidad a los reparos permanentes e insistentes de la Intervención General. La Fele exigió la extinción del consorcio y su sustitución por un convenio interadministrativo entre la Diputación de León y los Ayuntamientos de León, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo, porque no subsisten los motivos que justificaron su creación y actualmente no resulta financieramente sostenible.

La Fele recuerda que en la encuesta de oposición empresarial fue concluyente sobre el descontento de los empresarios leoneses con la gestión de Gersul y su alta carga impositiva, pues el 90% consideró mala o muy mala la gestión del consorcio; y que el 70% abogó por la disolución de un consorcio.

La Fele avanza con el pulso judicial que le enfrenta al consorcio de basuras
Comentarios