viernes. 09.12.2022
Un momento de la concentración de ayer en Valladolid. DL

La Unión de Industriales Feriantes de España, presidida por el leonés Ángel Gutiérrez, reclamó ayer al alcalde de León, José Antonio Diez «que tenga la misma valentía que los de Valladolid o Salamanca, que han dado permiso a nuestros compañeros para abrir la feria allí en Navidades si las condiciones sanitarias lo permiten».

Gutiérrez se pronunció en estos término a la conclusión de la cacerolada que ayer protagonizó el colectivo a las puertas de las Cortes de Castilla y León, para protestar por la situación que atraviesan los empresarios de esta rama, que llevan desde marzo sin poder celebrar actividades ni recibir ingresos.

Ayer fueron recibidos por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, el secretario territorial del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca y la consejera de Empleo de la Junta, Ana Carlota Amigo.

«Los alcaldes de Valladolid y Salamanca han sido muy valientes, nos dejan montar la feria aunque ahora mismo no se puede por las condiciones. Queremos que el de León lo sea igualmente porque hay que reactivar la economía de todas las ciudades», explicó Gutiérrez.

«Nosotros hemos sido los tirados, las orquestas, las pirotecnias, las charangas, todo el sector del ocio. Tenemos que comer, tenemos familia. Somos los feriantes, los del algodón de azúcar, los de las palomitas... y a mucha honra», reivindicó Gutiérrez, que advirtió de que están teniendo que «sujetar» al sector ya que quiere acudir a las Cortes con sus camiones y con sus remolques e, incluso, salir a la carretera», tras analizar la situación del colectivo de feriantes de Castilla y León con el procurador del Grupo Socialista por Segovia José Luis Vázquez, y reivindicar una «pequeña ayuda» de la Junta para sostener a estos profesionales a través de una ayuda que alcance «por lo menos» el Salario Mínimo Interprofesional.

Los feriantes piden al alcalde de León que tenga «valentía»