jueves. 08.12.2022
ramiro

Abrí mi taller de confección a medida y arreglos en Carrizo de la Ribera en el 2005. Estoy especializada en trajes de novia y de fiesta y ceremonia y busco la perfección en los acabados; no importa lo complicado que sea el patrón, si lo que se busca es la elegancia. También confecciono el vestuario coral de grupos de danza y carnaval. De mi taller salieron 71 trajes venecianos que ganaron el primer premio en carroza y el segundo en comparsa en el Carnaval de León. También transformo y customizo prendas, una modalidad en auge. Es una forma de reutilizar esa ropa de la que no te quieres deshacer. Mi hija, Lidia Pérez Jimeno, sigue mis pasos por las mañanas hace diseño y patronaje y por las tardes me ayuda en el taller. Una ventaja de mi negocio es que es único en mi zona.

De fiesta con un acabado perfecto