domingo 5/12/21

Las estudiantes víctimas de violencia de género que soliciten una beca ya no deberán acreditar que un menor rendimiento académico obedece a la violencia que sufren, según informa el Ministerio de Educación y Formación Profesional. De esta manera, la convocatoria de becas para 2021/2022 suprime el requisito de la acreditación, por parte de alguna autoridad educativa, de que el menor rendimiento académico del solicitante esté directamente relacionado con dicha violencia.

El proyecto de los Presupuestos 2022 prevé una inversión de 6.036 millones para Educación, 339 millones más que en 2021, y su programa más importante será el de becas y ayudas (2.150 millones). En la convocatoria de 2021/2022, se calcula que las becas lleguen a unos 986.000 alumnos, un 10% más que en 2020/2021 (896.427).

Entre otras novedades, la convocatoria de 2021/2022 incluye el aumento de la cuantía de la beca base para Formación Profesional Básica, de 300 a 350 euros. Esta medida se suma al aumento de las cuantías fijas en 100 euros, la elevación del umbral de renta 1 y el aprobado como nota de acceso a estas ayudas.

Fin al certificado de violencia de género para pedir una beca