jueves 27/1/22
Las cifras del desempleo

El fin del estado de alarma reactiva el mercado laboral con 1.144 parados menos

León cerró mayo con 31.878 desempleados, 1.990 menos que hace un año, cuando la pandemia apenas daba tregua

DL3P5G1Clic sobre la imagen para ampliar

La reactivación de la economías tras el estado de alarma, vigente hasta el 9 de mayo, deja 1.144 parados menos en el último mes, que se cerró con 31.878 personas registradas en los servicios públicos de empleo, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Es el tercer mes consecutivo en el que se reduce el desempleo tras alcanzar en febrero los 34.673 afectados, la cifra más alta desde que empezó la pandemia.

El balance también es positivo si se comparan los datos con los de hace un año. El número de parados respecto a 2020 bajó de forma notable. Hoy son 1.909 menos, aunque todavía no se ha recuperado todo el tejido destruido por la crisis sanitaria y económica. De hecho, antes del confinamiento estricto de la población, en marzo de 2020, y del cierre de los negocios no esenciales por decreto, había en León 29.482 personas sin trabajo, frente a las casi 32.000 del último mes.

Hay que tener en cuenta que en la foto no salen los 3.411 trabajadores de la provincia que aún continúan en un Erte. Son prácticamente los mismos que anotó abril (3.882). Hay, del mismo modo, otros tantos autónomos que cobran en estos momentos el cese de actividad porque todavía no han recuperado la facturación previa al covid. Estos dos condicionantes evidencian la fragilidad del mercado laboral de León, a pesar de la recuperación moderada de todas las actividades.

Si bien, fue el sector servicios el que mejor comportamiento tuvo durante el mes de mayo. Sacó de las listas a 821 personas. Igualmente bajó en industria (-117), agricultura (-81) y construcción (-63). La afiliación a la Seguridad Social también creció en mayo. La provincia contabilizó 876 afiliados más, hasta alcanzar los 157.630. Supone un incremento del 0,56%.

En riesgo
En la foto no salen los 3.411 trabajadores de la provincia que aún continúan en un Erte

De todas formas, la temporalidad sigue siendo uno de los principales obstáculos que se encuentran los que acceden a un puesto de trabajo. El mes pasado se firmaron en total 8.551 contratos, 961 más que en el periodo anterior, pero solo 963 tuvieron carácter indefinido.

Otro indicador importante es el de las prestaciones. Más de 20.000 parados no cobran ningún tipo de subsidio. Tan solo 10.600 leoneses perciben una prestación contributiva o una renta activa de inserción. La cuantía media asciende a 818,10 euros y el plazo de reconocimiento es de 1,81 días.

En cuanto a los datos autonómicos, la Comunidad restó 8.286 parados en mayo, hasta los 160.434, un 4,91% menos que en abril —En León el descenso fue del 3,56%—. Además sumó 7.536 afiliados a la Seguridad Social, el 0,83% de incremento, que deja en 910.989 los cotizantes, unos datos que para el presidente Alfonso Fernández Mañueco van «en el buen camino» para recuperar el nivel de empleo previo a la pandemia del coronavirus.

En el conjunto nacional, el número de desempleados inscritos en los registros públicos de empleo (Sepe) disminuyó en 129.378 personas en mayo, el -3,31% de caída, hasta dejar la cifra de parados en 3.781.250, marcando así el mayor recorte de la serie histórica que comenzó en 1996; y la Seguridad Social ganó 211.923 afiliados, hasta los 19.267.221.

Respecto al mismo mes de 2020, Castilla y León sumó 26.128 afiliados a la Seguridad Social, el 2,95% de subida, y 9.858 parados menos que hace un año, con un recorte del 5,79% por ciento.

El fin del estado de alarma reactiva el mercado laboral con 1.144 parados menos
Comentarios