jueves 22/10/20

El fin de los vuelos de Good Fly provoca que la cifra de pasajeros caiga un 71%

El aeropuerto terminó 2012 como el octavo con menos tránsito y ahora ya es el quinto.
Hasta mediados de enero, en el aeropuerto de León operaban dos compañías: Good Fly y Air Nostrum.

El final de los vuelos de Good Fly en el aeropuerto de León a mediados del mes pasado y la presencia desde entonces de una sola ruta desde La Virgen del Camino —la que conecta la provincia con Barcelona, cinco días a la semana— explican que durante enero únicamente 1.441 pasajeros utilizaran el enclave aéreo de La Virgen del Camino. Una cantidad que supone un 71,5% menos de usuarios que en el mismo periodo de 2012, cuando sumó algo más de 5.000 viajeros.

En enero sólo contabilizó, según los datos publicados ayer por Aena, 122 vuelos, un 60,4% menos que durante el mismo mes de 2012. La cifra, sitúa a León como el quinto aeropuerto con menos operaciones del país y el número catorce por lo que a número de pasajeros se refiere.

La decisión de Good Fly de cesar sus operaciones en León, finalizadas el domingo 13 de enero, respondió a una falta de demanda suficiente para las rutas que ofertaba. De hecho, la aerolínea burgalesa optó por no solicitar al consorcio la prórroga de un mes prevista en este segundo contrato, que inició en julio.

La empresa recibió de esta entidad pública por realizar vuelos desde León, desde el 1 de junio hasta mediados de enero, cerca de 770.000 euros. Durante ese periodo operó alrededor de 370 operaciones.

Con la marcha de esta compañía, León se quedó únicamente con el vuelo operado a Barcelona de Air Nostrum cinco días a la semana (lunes, miércoles, jueves, viernes y domingo). Una situación que se prolongará al menos hasta Semana Santa.

Para esas fechas, el consorcio tiene previsto poner en marcha una serie de vuelos estacionales para dar servicio a los leoneses en esas vacaciones y, además, tratar de atraer turistas en destino de las rutas que se desarrollen. Para el 31 de marzo, además, Good Fly comenzará a operar un vuelo a Tenerife.

El último mes de 2012, a pesar de contar aún con todos los vuelos de la aerolínea burgalesa (Barcelona, Málaga, Alicante, Palma, Valencia y Gran Canaria), el aeropuerto sólo sumó 1.586 pasajeros, cifra que ya reflejó la escasa demanda que poco después provocó que los responsables de esta compañía optaran por no pedir la prórroga del contrato al consorcio un mes más.

El año pasado, el enclave aéreo de La Virgen del Camino cerró con la mayor caída porcentual de usuarios desde su puesta en marcha en junio de 1999.

Perdió cerca de 35.000 pasajeros (un 40,7%) y más de 1.800 operaciones (un 41%). Durante los doce meses contabilizó un total de 50.835 usuarios, situándose en niveles anteriores a 2004. Finalizó 2012 como el octavo aeropuerto con menos tránsito de todo el país y en el número quince por la cola en usuarios.

El fin de los vuelos de Good Fly provoca que la cifra de pasajeros caiga un 71%