viernes 10.04.2020
Tribunales

El fiscal cree probado que La Mari se gastaba el doble de lo que ingresaba

Exige para ella 7,5 años de cárcel y que Unicaja cubra los 6,5 millones de responsabilidad civil
La sala de vistas, al inicio del juicio de ayer. M. A. Z.
La sala de vistas, al inicio del juicio de ayer. M. A. Z.

El Ministerio Fiscal considera probado que la exsecretaria de un alto cargo de dirección de Caja España gastaba el doble de lo que tenía justificado como ingresos en la etapa en la que tuvo lugar la presunta estafa piramidal por la que está siendo juzgada en la Audiencia Provincial desde hace tres semanas, sospechosa de un presunto delito de estafa (por el que se expone a una pena de siete años y medio de prisión) y a otro supuesto delito de falsedad documental, por el que se proponen 2,5 años de cárcel.

El Ministerio Público elevó a definitivas sus conclusiones provisionales, con la certeza de que la vista oral ha dejado probada la autoría de los hechos que se le imputan, al igual que la participación de su marido, para el que propone un año y medio de cárcel y de su hijo, al que considera partícipe a título lucrativo. Las acusaciones particulares modificaron al alza en unos casos y a la baja en otros las cantidades que consideran que deben reembolsarse a sus clientes, con la premisa común de la tesis unificada de que es Unicaja Banco (heredera de la extinta Caja) quien debe de hacerse cargo de la responsabilidad civil subsidiaria, que suma un montante que ronda los 6,5 millones de euros.

Fin de programa

La defensa de los acusados y el último turno de palabra cierran hoy la vista oral

Por su parte, la defensa de la sospechosa sigue en sus mismas tesis, aunque será hoy cuando las exponga con más profundidad: la acusada, según su versión, solamente se limitó a seguir órdenes de sus superiores y no se lucró de las actividades que se le atribuyen.

«Primero se auto inculpó en la investigación interna de la Caja y luego, cuando se judicializó el asunto, decidió echar la culpa a sus jefes», argumentó el fiscal. «Que la entidad en la que supuestamente invertía los fondos sí exista no quiere decir que ella hiciera las inversiones. La Guardia Civil prueba en un informe que ella gastaba el doble de lo que ganaba y hay elevadas imposiciones en sus cuentas que no están justificadas».

«Unicaja debe ser responsable civil porque muchas actuaciones se llevaron a cabo en El Portillo sin ningún control, y usando vehículos y personal de la Caja. Tampoco se controló lo que hacía en tiempo de trabajo», señaló el Ministerio Público.

La defensa y el último turno de palabra de los acusados cierran hoy la vista oral.

El fiscal cree probado que La Mari se gastaba el doble de lo que ingresaba