martes 07.04.2020

La fiscal exonera de abusos sexuales al director de un hotel

Cree que la gobernanta lo denunció como represalia por su despido tras un posible robo

La representante del Ministerio Fiscal considera que la denuncia presentada por la gobernanta de un hotel de León contra el director del establecimiento, al que acusó de acoso sexual, no se sustenta en pruebas sólidas y solicitó la libre absolución del procesado, que manifestó en el juicio celebrado ayer en la Audiencia Provincial que todo se debió a una represalia por haber despedido a la víctima, descubierta en un presunto robo.

La denunciante negó en sala esta tesis, pero una compañera suya manifestó en el juicio que había sido objeto de la sustracción de una tarjeta de crédito con la que está demostrado en las actuaciones que se realizaron seis compras, con una de las cuales se pagó un repostaje de gasolina en Mansilla de las Mulas. Ese mismo día, la supuesta víctima del acoso sexual había ido a visitar a su hijo en prisión. Según la perjudicada por el robo, la promotora de la acusación contra el director del hotel le confesó que había sido la autora de la sustracción y le prometió devolver el dinero a cambio de que le retirara la denuncia para no perder el puesto de trabajo. Dios compañeras más lo corroboraron. Nunca fue juzgada ni condenada por aquellos hechos.

La vista se celebró ayer en la Audiencia Provincial. La acusadora no supo responder por qué pese a ser supuestamente objeto de acoso sexual, solicitó al director que le diese trabajo a su hija. Tampoco recordó que hubiera llamado al sospechoso para decirle: «Esto es la guerra, voy a por ti», conversación que escucharon un situ a través del manos libres los agentes de la Policía Local a los que el director del hotel había ido a presentar denuncia. En las diligencias consta que la persona que llamaba aseguró: «Voy a hacer lo que sea por mantener mi puesto de trabajo». El agente que lo oyó no lo recordó ayer «porque ha pasado mucho tiempo, pero si consta en nuestro informe, es verdad».

La víctima aseguró que el procesado le había exigido que le practicara una felación completa en varias ocasiones. «Me decía que para follar no servía», declaró tras un biombo. Reconoció haber sido detenida y que tenía antecedentes de denuncias por robo. «Es algo habitual cuando trabajas en un hotel».

La denunciante no trabajaba durante el turno en el que se produjeron los robos «pero se presentó allí», según declaró la jefa de recepción del hotel. «A mi nunca me dijo que el director la estuviera acosando».

La fiscal exonera de abusos sexuales al director de un hotel