sábado 27/2/21
Tribunales

La fiscal reitera la petición de 31 años de cárcel por el tiroteo de La Inmaculada

Los acusados, ayer al inicio de la segunda sesión del juicio. DL

El Ministerio Fiscal mantuvo la propuesta de seis años de prisión para el principal acusado del tiroteo en La Inmaculada, ocurrido en enero de 2017, y reiteró la propuesta de cinco años de cárcel para los otros cinco sospechosos, por otros tantos delitos de homicidio en grado de tentativa. La vista oral concluyó ayer en la Audiencia Provincial, con el último turno de palabra para los acusados, que se declararon inocentes de los hechos. Sus defensas exigieron la libre absolución por falta de pruebas.

De las pruebas periciales y de los testimonios de los policías que coparon la mayor parte de la sesión de cierre del juicio se sacó la conclusión de que no hubo testigos de los hechos excepto los propios implicados y de que la investigación se inició a raíz de la denuncia presentada por personas que ahora no recuerdan nada de lo sucedido y que han retirado las acusaciones.

Propuesta
Las penas se reparten en seis años para el principal sospechoso y cinco para cada uno de los demás

No obstante, sí quedó claro que las pruebas realizadas por la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía depararon que uno de los sospechosos (se le atribuye la pertenencia al grupo que respondió al supuesto ataque inicial) sí tenía restos de pólvora en las manos, señal inequívoca según los peritos de que había disparado poco antes de ser detenido.

Falta de pruebas

Las defensas de los investigados dedicaron buena parte de sus interrogatorios a demostrar la falta de pruebas para inculpar a sus clientes, mientras que las breves pero concisas intervenciones de la fiscal encaminaron las conclusiones provisionales al camino de las definitivas. Desde su punto de vista, la prueba indiciaria es suficientemente consistente como para soportar la acusación. La muerte de un perro causó el incidente, según la versión de la Fiscalía. El principal investigado, que se encuentra en prisión en la actualidad, acudió a las 2.20 horas de la madrugada del 14 de enero de 2017 a casa de uno de los acusados, al que atribuyó la muerte de su perro: «Tú tranquilo que ahora vengo empalmado para mataros», le dijo. A las 15.30 horas regresó al mismo domicilio y repitió la misma amenaza, a lo cual el interpelado sacó un cuchillo jamonero. Un tercer implicado empuñó una pistola y comenzó un intercambio de disparos sin heridos.

Una persecución

Los cinco miembros del grupo mayoritario y enfrentado al principal sospechoso le persiguieron en coche. La versión de la fiscal apunta a que trataban de darle muerte. Los peritos destacaron ayer que encontraron cinco tipos de munición diferente en el escenario de los hechos. Se produjo a continuación un tercer ataque contra el vehículo del principal investigado, que iba conducido entonces por su esposa y con su bebé de seis meses a bordo. La defensa del grupo mayoritario de sospechosos discrepa de esta tesis.

El juicio quedó visto para sentencia, después de casi doce horas de vista oral repartida en dos sesiones. Numerosos testigos, peritos y agentes policiales prestaron declaración ante los magistrados de la Sección Tercera.

La fiscal reitera la petición de 31 años de cárcel por el tiroteo de La Inmaculada
Comentarios