viernes. 01.07.2022

Forestalia es la gran apuesta de la Junta, y del consejero Suárez-Quiñones, en el Bierzo, para combatir el cierre de minas y térmicas. Sobre el papel, una perfecta combinación entre la lucha contra el cambio climático y la mejora de medio ambiente en la comarca por la limpieza de montes asociada al aprovechamiento de su principal recurso, la madera, para su transformación en biomasa. Aunque algunas organizaciones ecologistas han criticado la iniciativa, lo cierto es que la planta berciana de Forestalia se erige ya como el gran faro del polígono de El Bayo, cerca de Ponferrada, en competencia con las históricas chimeneas de Compostilla. La inversión en la planta ha ascendido a 112 millones de euros, de los que 42 millones pertenecen a un crédito europeo gestionado por la Junta. La previsión es que genere trabajo a 400 personas entre empleo directo e indirecto. Medio centenar en la planta de El Bayo y el resto en el transporte y gestión de los deshechos agrícolas y forestales que se aprovecharán para generar electricidad, que llegarán no sólo del Bierzo sino de otras zonas de la provincia y hasta de Galicia. A la espera de la inauguración oficial, Forestalia generará 49,9 MW de energía mediante la quema de biomasa forestal y forma parte de un grupo con importantes proyectos en zonas de España afectadas por la reconversión minera. Todos asociados a las nuevas energías verdes.

Forestalia, esperanza verde para combatir el cierre del sector minero