miércoles 19.02.2020
Sanidad

Formados para emigrar: 350 médicos y enfermeras se han ido a otro país en una década

La inestabilidad laboral con contratos mensuales e interinidades del 50,6% en Primaria expulsa al extranjero a decenas de profesionales
Una de las manifestaciones de los profesionales del Hospital de León por la pérdida de poder adquisitivo y falta de planificación frente a las jubilaciones. JESÚS F. SALVADORES
Una de las manifestaciones de los profesionales del Hospital de León por la pérdida de poder adquisitivo y falta de planificación frente a las jubilaciones. JESÚS F. SALVADORES

Los recortes, la excesiva presión asistencial y la inestabilidad laboral han trasladado el problema de la despoblación también al mundo sanitario, que está sufriendo un éxodo de profesionales muy cualificados en cuya formación la sociedad ha invertido miles de euros.

Se trata de médicos y enfermeros cuya salida laboral consiste, si tienen suerte, en contratos que se renuevan mes a mes, con remotas posibilidades de obtener un puesto que no sea precario. De hecho en Atención Primaria, el 50,6% de los 376 médicos son interinos o sustitutos, mientras en el Hospital la temporalidad afecta a un 27% de los 625 médicos.

Ante tal panorama, muchos deciden emigrar. Solo en la última década, 180 facultativos de la provincia pidieron el permiso de idoneidad que se necesita para ejercer fuera, según los datos de la Organización Médica Colegial de España. A ellos se suman 150 enfermeros que también decidieron hacer las maletas e ir a trabajar a otros países. Es más, las cifras se han incrementado. En el primer semestre del año pasado se registraron 19 peticiones, frente a los 13 facultativos que lo hacían hace un lustro.

Lo que también queda patente es que no hay trabajo en León para todos los enfermeros que forma la Universidad. De las dos escuelas de la provincia salen cada año 150 profesionales preparados y con una titulación que se rifan en otros países europeos. En paralelo al éxodo —que se asemeja al de los años noventa cuando miles de profesionales hicieron las maletas para viajar a Reino Unido o Portugal— se observa otro fenómeno. El paro entre médicos y enfermeras, colectivos poco acostumbrados a tener que recurrir al Inem y que afecta al 15% de los titulados.

Ante la falta de expectativas, vuelan a Inglaterra, Alemania y en menor medida a Bélgica, Portugal, Francia, Rumanía, Suiza y Noruega. El sindicato de Enfermería Satse ve «peligroso» que 3.000 nuevas ofertas de empleo para el sector se produzcan en la red europea de empleo Eures, «porque se deja marchar a los buenos profesionales españoles que sí son valorados en otros destinos». Por su parte, la Confederación de Sindicatos Médicos considera «un despilfarro de recursos» que tengan que marcharse «con lo que se ha invertido en ellos, unos 200.000 euros en cada especialista». Opinan que «nos estamos descapitalizando de profesionales muy cualificados» y este año reivindicarán recuperar el 9% de poder adquisitivo que perdieron con la crisis, restablecer la jornada de 35 horas y una mejor retribución de las guardias. Un MIR percibe 2.000 euros con cuatro guardias y cuando termina la formación 3.000 euros. En el extranjero puede percibir el doble.

El mercado no asume a los 150 enfermeros que forma la Universidad y que se rifan en otros países

Quienes más buscan una salida lejos de las fronteras leonesas son los jóvenes, que fijan sus ojos, sobre todo, en el Reino Unido. De modo que los menores de 35 años se van y los mayores se quedan, lo que deja un panorama de plantillas envejecidas, con un 45% de los profesionales leoneses en vías de jubilarse en la próxima década, según los estudios del Colegio Oficial de Médicos de León y del sindicato Satse.

Por eso debería existir una estrategia para reponer las plantillas y atajar el problema que se viene encima, una planificación que los colectivos sanitarios no aprecian de momento. No obstante, la consejería de Sanidad sí ha adoptado varias medidas ya. El número de plazas de especialistas médicos convocadas ayer en la Comunidad creció un 26,9% y alcanzó la cifra récord de 576 plazas, ya que la formación de profesionales es la solución habilitada por la Junta para mejorar las «necesidades urgentes» del sistema.

Además, la consejera Verónica Casado pidió el pasado octubre en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se aceleren los trámites para homologar títulos de médicos extranjeros, y que éstos puedan ejercer en la sanidad pública para paliar la falta de efectivos que se avecina por las jubilaciones.

Sacyl ofertó ayer 576 plazas MIR contra el déficit de médicos y da 6.000 euros por ir a zonas de difícil cobertura

La solución de la consejería será mixta, con la cobertura de más plazas, más formación y la entrada de médicos extranjeros. Sacyl también ha puesto en marcha incentivos de hasta 6.000 euros para los médicos y los pediatras que acepten trabajar en zonas de difícil cobertura como Babia o La Cabrera. Un complemento de garantía asistencial de 1.300 euros para los enfermeros y 300 para el resto de categorías. El talón de Aquiles se produce en Atención Primaria, donde funcionan 28 puntos de atención continuada y 600 consultorios. La gerencia reconoce que la plantilla es insuficiente para atender los 3,7 millones de consultas anuales y que faltan, al menos, 30 facultativos y otros tantos enfermeros para aliviar la carga de trabajo que «sale adelante por el enorme esfuerzo que realizan» para no dejar desasistida a la población.

La gerencia apuesta por fidelizar a los médicos de familia con la Unidad de Investigación para darles alicientes nuevos, ya que uno de las causas de la fuga es que no ven posibilidades de crecimiento profesional. Ante el déficit de profesionales, buena solución sería el programa de retorno, pero muchos se habrán asentado fuera y no querrán volver, desaprovechando el talento joven y formado que pasa sus mejores años en el extranjero.

Formados para emigrar: 350 médicos y enfermeras se han ido a otro país en una década