domingo 29/11/20

Frenar la caída del empleo, un desafío agravado por el destrozo económico de la pandemia

DL17P10F15-17-11-13-5.jpg
DL17P10F15-17-11-13-5.jpg

Si antes era una urgencia, ahora es una emergencia. Frenar la caída del empleo es un desafío que debe estar subrayado en rojo en el horizonte más cercano de la Consejería de Empleo e Industria de la Junta. Los datos recientes de la Encuesta de Población Activa traducen en cifras la tragedia y la notable caída del empleo en León, agravada en los últimos meses por la irrupción del coronavirus en todo el tejido económico. Una irrupción que ha sido un auténtico tsunami. El número de trabajadores ocupados en la provincia alcanza los 160.000 frente a los cerca de 171.000 que estaban registrados en el primer trimestre de este año y los 184.000 que tenían un empleo solamente un año atrás por estas fechas. El sector servicios ha sido el más castigado por la pandemia y el que más trabajadores tiene en un Erte, una palabra que también ha entrado con fuerza en nuestro vocabulario diario en los últimos meses. La caída del consumo en aproximadamente un 25%, el drástico recorte del turismo y un descenso enorme en el volumen de actividad del poderoso sector hostelero leonés, han contribuido a agravar la caída del empleo. La influencia que sobre el mercado de trabajo ha tenido la epidemia es evidente y tanto la recuperación económica como el empleo dependerán en buena medida de que las administraciones intensifiquen las medidas de apoyo en todos los ámbitos del mundo laboral para inyectar una dosis —muy necesaria— de estabilidad y seguridad en las empresas. Ayudas que deben tener muy en cuenta a los trabajadores y a los autónomos, otro colectivo este último afectado muy directamente por la actual situación de crisis. Todo un reto el que tiene por delante la Consejería de Empleo. Y además de obligado cumplimiento.

Frenar la caída del empleo, un desafío agravado por el destrozo económico de la pandemia
Comentarios