miércoles. 08.02.2023
A la margarita del hoy alcalde de Villaquilambre, Miguel Hidalgo, ya no le quedan casi hojas que quitar para saber si la dirección provincial del PSOE y, más concretamente, su secretario general, Miguel Martínez, le quiere para ser el cabeza de lista en el tercer municipio del alfoz. La última reunión, según han informado a este periódico diversas fuentes consultadas, terminó sin acuerdo. Y es que Miguel Martínez, el pasado jueves le apretó, un poco más si cabe, las clavijas a Miguel Hidalgo y le recordó que si quiere volver a encabezar la lista del Partido Socialista y, por tanto, regresar al partido que le expulsó, debe pedir perdón públicamente y eso es una condición que el secretario provincial del PSOE considera irrenunciable. Es más, según las mismas fuentes a las que ha tenido acceso el Diario de León, el alcalde de San Andrés le dejó claro al regidor de Villaquilambre que sólo él iría en esa lista, por lo que no contaría con nadie de su actual equipo. Ante esta situación, y a pesar de que Miguel Hidalgo le manifestó a Martínez que hoy no habría tomado la decisión de presentar una moción de censura conjuntamente con el PP, el concejal expulsado del PSOE le indicó al secretario provincial socialista que no podía regresar si no se suavizaban las condiciones. Pero éste ha sido sólo un capítulo de varios. Habrá más y no tardando mucho, aunque según parece ninguno de los dos quiere dilatar esta situación en el tiempo. Lo que sí parece claro es que a Miguel Martínez cada vez le gusta menos la idea de repescar a Miguel Hidalgo. Utilizando el símil del humo papal, la fumata es negra, muy negra .

Fumata negra, muy negra para Hidalgo