lunes 18/10/21

Funcionarios de prisiones vascos empiezan a pedir el traslado de su puesto a Villahierro

La reacción responde a la transferencia de las competencias en materia de instalaciones penitenciarias al País Vasco
Trabajadores del centro penitenciario, durante una concentración de protesta. DL

Una parte significativa de los 700 funcionarios de prisiones del País Vasco ha comenzado a solicitar su traslado a centros penitenciarios de provincias colindantes, ante la decisión del Gobierno central de transferir las competencias en materia de penitenciarías al gobierno del País Vasco. De ese contingente, una parte significativa está eligiendo León y Burgos como destinos preferentes, si bien el proceso está todavía en marcha.

Las solicitudes se cursan desde los centros de Zaballa (Álava), Basauri (Vizcaya) y Martutene (Gupúzcoa) y el plazo de solicitud concluye esta semana. Cerca del 85% del personal no reside de modo habitual en el País Vasco y se desplaza semanalmente para llevar a cabo sus jornadas laborales, que se pueden prolongar tres o cuatro días, y retornar después a su lugar de origen. Se trata de empleados penitenciarios que en muchos casos deben afrontar no sólo los desplazamientos semanales sino también residir compartiendo piso entre compañeros, en hostales o en residencias estudiantiles.

Dos años

El plan inicial de la Administración vasca pasa por abrir un periodo transitorio en el ajuste de la competencia y del encaje del personal que ahora tienen los tres centros. Serían dos años y tres meses, hasta cerrar el plan y condiciones definitivo. En ese periodo también se contemplaría la adaptación progresiva en materia lingüística, según publica El Independiente.

Oferta
El catálogo de plazas para León apenas contempla dos docenas de puestos de nueva creación

Catálogo
Villahierro tiene 122 puestos de trabajo sin cubrir de los 537 que pertenecen a su plantilla

Por el momento no se ha establecido ningún nivel de exigencia lingüística. Además, por razones de edad, tal y como ya se contempla en el conjunto de la administración pública, se confía en que a la mayor parte de los funcionarios de prisiones no les afectara al quedar exentos por razones de edad. Actualmente la edad media de los 700 funcionarios ronda los 51 años.

La Subsecretaría del Ministerio de Interior convocó en agosto un concurso general para dar cobertura a las vacantes de los puestos de trabajo de los Centros Penitenciarios dependientes del citado Ministerio. Dentro de esa convocatoria se incluían 26 plazas para el Centro Penitenciario de Villahierro, cifra insuficiente a criterio de los sindicatos, que aprecian una alarmante falta de recursos humanos para el normal desempeño de sus funciones en la cárcel leonesa.

Cobertura insuficiente

Las centrales sindicales aseguraron el pasado verano que la cobertura resultaba insuficiente puesto que con esta convocatoria no cubren las plazas vacantes en su totalidad. Se calcula que ahora mismo son alrededor de 125 los puestos de trabajo que se necesitaría cubrir, cuatro veces más de las convocadas. Además, a criterio de la representación social de los trabajadores, hay un notable envejecimiento de la actual plantilla de Villahierro, que calculan que es de 55 años.

Jubilaciones, envejecimiento y vacantes, así como los continuos incidentes y altercados en el centro dificultan las condiciones laborales y hacen aconsejable solicitar una solución.

El Centro Penitenciario Provincial de Villahierro dispone de un catálogo de 537 trabajadores, de los que 122 tienen su plaza vacante y sin ocupar. La media de edad de León también supera los 50 años.

Funcionarios de prisiones vascos empiezan a pedir el traslado de su puesto a Villahierro
Comentarios