domingo 29/5/22
                      Los representantes de la APFP y de Vox, tras la reunión. DL
Los representantes de la APFP y de Vox, tras la reunión. DL

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) trasladó a los representantes de Vox en León «los problemas» del centro penitenciario de Villahierro, entre los que destacaron «la falta de personal». La organización incidió en que «la edad media de los funcionarios es de 53 años, lo que hace que exista una precariedad en materia de personal alarmante, debido al aumento de las jubilaciones y la escasez de plazas convocadas en la oferta de empleo público estatal». Como consecuencia, abundaron, se ha producido «un repunte de las agresiones al personal penitenciario y sanitario».

El sindicato insiste en que «las medidas que se están adoptado en el centro son insuficientes, ya que se han tenido que cerrar cuatro módulos de la prisión y aun así es muy difícil llevar a cabo la labor de reinserción y rehabilitación». La APFP reseña que «se da la paradoja de que un solo funcionario ha tenido que trabajar en un módulo con 91 internos». «El aumento de las agresiones se podría minimizar dotando a los funcionarios de prisiones de la condición de agentes de la autoridad, aportando medios como detectores de teléfonos móviles o pistolas taser para poder evitar las agresiones entre internos, así como las agresiones a los funcionarios por parte de otros internos, o la intervención de la unidad canina antidrogas para evitar la introducción de sustancias prohibidas al interior de los centros penitenciarios», describieron desde la organización, que reclama además «una mejora del vestuario que incluiría chalecos anti pinchos, zapatos que no se derritan a la hora de entrar en una celda a apagar un fuego, y formación necesaria en materia seguridad».

Funcionarios de Villahierro trasladan sus problemas a Vox
Comentarios