jueves 21/10/21
En busca de viabilidad

La Fundación Anclaje cita a Ovejero y Labiana para retomar la venta del laboratorio

Las negociaciones entre las dos partes se rompieron de forma abrupta la semana pasada
La policía abre paso a la dirección de Ovejero entre la protesta de trabajadores. MARCIANO PÉREZ

Ovejero está en huelga; en huelga indefinida, en busca de dar viabilidad a la empresa y a la situación laboral y económica que arrastra retrasos de nóminas hasta de diez meses. La totalidad de la plantilla compuesta por 80 trabajadores secundó ayer de forma masiva la primera jornada de la huelga, desatada tras la ruptura de las negociaciones para su adquisición por parte de Grupo Labiana.

Los sindicatos informaron ayer de la situación de indefinición del laboratorio pecuario leonés, que se va a someter a la intervención de la Fundación Anclaje. Este jueves se ha convocado una reunión entre la dirección de Laboratorios Ovejero y el Grupo Labiana con el fin de tratar de retomar la venta de la compañía que se ha negociado durante los últimos meses y que parecía muy avanzada cuando se frustró hace unos días.

10 meses sin cobrar
Los 80 trabajadores de la empresa leonesa iniciaron ayer una huelga de carácter indefinido

UGT y Comisiones Obreras exigieron a la dirección de Laboratorios Ovejero que cumpla el acuerdo alcanzado hace dos semanas con el Grupo Labiana, «que daba viabilidad a la compañía y garantizaba el futuro de la empresa leonesa». Los sindicatos acusan al director ejecutivo de la compañía, Juan Pablo Ovejero, de romper por sorpresa el acuerdo alcanzado con Labiana, que era del agrado de todas las partes, y abrir un nuevo proceso de negociación preferente para la venta de la empresa al grupo gallego Zendal. Los sindicatos recalcan que hace dos semanas se daba por cerrado el acuerdo con el Grupo Labiana, que dotaba a la compañía y a los trabajadores de un futuro cierto, fruto del acuerdo con la plantilla el pasado 2 de marzo, con la administración pública y con los acreedores financieros.

A pesar de que las centrales sindicales desconocen las cifras pactadas, todo indica que han «primado intereses económicos y particulares en contra de los colectivos, que ya estaban cerrados».

El pasado jueves alrededor de un millar de personas salieron a la calle en León para exigir una solución que garantice el futuro de Laboratorios Ovejero, emblemática empresa del sector biotecnológico que suma además de la plantilla directa unos 120 empleos inducidos. Los trabajadores comenzaron ayer una huelga indefinida que secundarán con concentraciones a las puertas del laboratorio por las mañanas para exigir que se recupere el acuerdo.

La Fundación Anclaje cita a Ovejero y Labiana para retomar la venta del laboratorio