sábado 24.08.2019
TRASLADO DE PRISIÓN

Raquel Gago se va a Madrid cinco años y un día después del primer ingreso en prisión

El traslado se había demorado por el atasco de desplazamientos pendientes de ejecutar
Raquel Gago se va a Madrid cinco años y un día después del primer ingreso en prisión

La dirección del Centro Penitenciario Provincial de Villahierro comunicó ayer a Raquel Gago que su traslado a Madrid I, anunciado aproximadamente hace cuatro semanas, se realizará mañana viernes, tras haberse demorado por el atasco de desplazamientos pendientes que quedaban por llevar a cabo y la regulación del flujo de presos de estas características, que determina el funcionamiento del sistema.

Gago cumple una condena de 14 años de prisión como cómplice del asesinato de Isabel Carrasco. Una cuarta parte de la pena ya está cumplida, circunstancia que le permite empezar a disponer de los primeros permisos. Para disponer de más intimidad en su disfrute, la reclusa ha optado por desplazarse a Alcalá de Henares, donde podrá pasar más inadvertida. Madrid I es una prisión exclusiva para mujeres, donde la adaptación de la reclusa será sencilla, a tenor de las condiciones de personalidad que presenta la condenada.

Gago fue considerada culpable por el Tribunal del Jurado que juzgó la causa. El magistrado presidente le impuso una pena de cinco años como autora de un delito de encubrimiento. La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos, aumentó la pena a doce años, al entender que confluían los elementos penales necesarios para incardinar su caso en este tipo penal. Finalmente el Tribunal Supremo reiteró su condición de cómplice de asesinato y aumentó por tenencia ilícita de armas su pena hasta los catorce.

Mañana se cumplen cinco años y un día de su primer ingreso en prisión preventiva el 16 de mayo de 2014. Posteriormente, salió de la cárcel el 29 de enero de 2015, tras prosperar un recurso presentado por su entonces letrado, Fermín Guerrero. Tras agotar la vía judicial, volvió a ingresar en Villahierro el 20 de diciembre de 2016. Todavía le quedarían alrededor de diez años hasta extinguir la totalidad de la condena.

Raquel Gago se va a Madrid cinco años y un día después del primer ingreso en prisión