sábado 26/9/20
Política

Génova ordena a Majo que nombre ya a David Fernández como secretario del PP

Madrid traslada las instrucciones al presidente leonés a través del cesado José Miguel González
RAMIRO
RAMIRO

La sucesión de José Miguel González en la secretaría general del PP leonés se reactiva. Tras el fallido intento de Génova de encumbrar a ese puesto a David Fernández Menéndez hace casi dos meses, la dirección nacional no quiere esperar más para aupar al cargo al que fuera presidente de Nuevas Generaciones.

Madrid ha dejado claro que Fernández es su único candidato y que quiere cerrar cuanto antes con él la herida que abrió el pasado 24 de noviembre la dimisión de su antecesor en la dirección del PP de León, al trascender la falsificación de parte de su currículum.

Con esa idea, Génova ya abroncó al presidente provincial del PP, Juan Martínez Majo, el pasado lunes en un aparte de la junta directiva nacional a la que estaba citado, por entender que no solo desoyó las directrices del partido entonces, sino que sigue frenando el nombramiento de David Fernández.

Plazo de una semana
La dirección nacional quiere que el  nuevo nombramiento se realice de forma inminente

Para recordar quién ejerce el poder y la obligatoriedad de cubrir sin sobresaltos la vacante en la Secretaría General de León, Madrid también mandó a mediados de semana instrucciones claras para convertir a Fernández en secretario general la próxima semana y disipar con ello la guerra de familias en el seno popular.

De hecho, el emisario José Miguel González y Martínez Majo se vieron tanto el pasado miércoles como ayer para preparar ese relevo en la Secretaría y convocar el comité ejecutivo provincial donde se dará a conocer al nuevo secretario. Génova ha dado un golpe en la mesa para evidenciar que cuando la dirección nacional toma una decisión se adopta y que en el cuadro de mando Madrid está por encima de cualquier interés autonómico o provincial.

En ese sentido, el candidato emerge como un hombre de confianza del antiguo alcalde de León y actual senador, Antonio Silván, para el que trabajó en el Ayuntamiento. Llega avalado por el propio José Miguel González, con quien se afilió al PP cuando ambos tenían 16 años y en conexión con el secretario y número 2 del PP nacional, Teodoro García Egea.

Génova sofocó el fuego que provocó la dimisión de González con la destitución fulminantemente de la gerente del PP, Yolanda Gutiérrez, que ocupaba el sillón desde la etapa de Isabel Carrasco. Se sospechó que fue la ejecutora material de las filtraciones, un complot que dejó en el aire otros nombres aún sin castigo. El despido de la gerente poseía, según fuentes del PP, carácter disciplinario y fue comunicado a través de personal de la dirección nacional del partido desplazado a León. El cese coincidió en el tiempo con una batalla abierta entre familias por el relevo en la Secretaría General del PP leonés, que puso de relieve la facción de carrasquistas frente a los renovadores.

Según ha trascendido, David Fernández estará arropado por Silván y González (que sigue en la política y en el partido), pero también recibirá el respaldo del alcalde de Villaquilambre, Manuel García, muy bien considerado en la esfera nacional del partido, pilar y valedor de las decisiones de Génova en León.

Génova ordena a Majo que nombre ya a David Fernández como secretario del PP