miércoles 21/10/20
Política

Génova sacrifica a la gerente de León por deslealtad al partido

El círculo de Casado interviene en la crisis y atribuye a Gutiérrez las filtraciones que acabaron con la carrera del secretario general y diputado José Miguel González
gerenta
Yolanda Gutiérrez Ponce de León es gerente del PP de León desde la etapa de Isabel Carrasco, cargo designado en última instancia por Génova. ICAL

Génova ha puesto punto y final a la carrera de Yolanda Gutiérrez Ponce de León como gerente del PP leonés. En general, lo hace por deslealtad al partido. En los particular, por falta de confianza y sospechar que participó en la campaña de desprestigio del ya exsecretario general del PP y diputado electo, José Miguel González, a quien se le atribuye la falsificación de su currículum en una documentación que sólo pudo salir de la sede del PP y cuya filtración se atribuye a la ya exgerente.


Gutiérrez conocía el pasado lunes la decisión de Génova, de quien depende directamente, aunque desde hace meses se habla de su destitución. Tal es el recelo que existe hacia ella que la dirección del partido ordenó de inmediato el cambio de cerraduras en la sede del PP de León, según confirmaron fuentes de esta formación política.

 

Fue una de las personas más cercanas a Isabel Carrasco y manejó los hilos internos del partido en la sombra desde hace años. Pero las primeras sospechas sobre su deslealtad comenzaron durante las primarias que enfrentaron a Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván en marzo de 2017 para alcanzar la Presidencia del PP de Castilla y León en sustitución de Juan Vicente Herrera, momento político en el que la acusan de haber sido más que proactiva contra la campaña del exalcalde de León y ahora senador por León.

 

La salida de Gutiérrez Ponce de León es una consecuencia más de la época convulsa que vive el partido. Y Gutiérrez lo lleva viviendo desde dentro durante meses. Su historial al lado del frente carrasquista la mantuvo firme al lado del exdiputado nacional Eduardo Fernández, quien tomó las riendas de manera interina tras la purga de Marcos Martínez Barazón.

 

En ese núcleo de poder se mantuvo hasta la pugna por la presidencia autonómica del partido, en la que fue acusada de maniobrar contra Antonio Silván y que terminó con Alfonso Fernández Mañueco como máximo responsable de la formación en Castilla y León.

 

Pero la victoria de Pablo Casado ya había debilitado su posición por la salida del primer plano de sus dos principales puntales en León: Eduardo Fernández y, sobre todo, Luis Aznar. La afinidad con el exsenador ha continuado durante todo este tiempo, en el que las luchas intestinas buscaron desde un principio cargarse la figura emergente de José Miguel González, productor musical de profesión y joven promesa del PP con buenas relaciones entre los muros de Génova.

 

No lo hicieron hasta pasadas las elecciones generales, cuando desde dentro se gestaron las filtraciones para airear que el ya exdiputado no tenía la titulación en Derecho como publicitaba en sus redes sociales. En la maniobra, Génova identifica de inmediato la presencia de este grupo crítico.

 

Como consecuencia de esta polémica, el pasado domingo por la noche, el que fuera diputado electo y secretario general del PP leonés José Miguel González, anunció su cese para evitar daños de imagen a su formación. En un comunicado, el PP resolvía que su sustituta en el Congreso sería Carmen González Guinda —diputada en la anterior legislatura y exalcaldesa de Garrafe tras perder las últimas elecciones— y que el joven David Fernández, hombre de confianza de Silván, sería el nuevo secretario general del PP. Pero la decisión duró solo unas horas. Ayer mismo, el presidente del PP leonés, Juan Martínez Majo, rectificaba públicamente la decisión y dejaba en el aire este nombramiento, haciendo evidente la crisis interna que empieza a manejar Génova.

 

No en vano, fuentes del PP de Madrid insistieron en que el cargo de gerente no es político, por lo que todavía se desconoce quién será la persona encargada de sustituir a Gutiérrez y cuándo se tomará esta decisión, informó Ical.

Génova sacrifica a la gerente de León por deslealtad al partido