domingo 26/9/21
Laboral

El Gobierno confirma la prórroga de los ertes pero con menos bonificación

Calviño adelanta que se primará a las empresas que reactiven a los trabajadores afectados
La hostelería y el comercio fueron los sectores más afectados. DL

Gobierno y agentes sociales comenzarán a negociar la nueva prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo este jueves, cuando quedarán quince días para que expire la actual. Ambas partes coinciden en la necesidad de ampliar estas ayudas cuando aún hay unos 2.000 trabajadores de la provincia el empleo suspendido pero difieren en cómo hacerlo.

En este sentido, si los sindicatos han exigido que se renueven «de oficio», es decir, con las mismas condiciones que ahora hasta diciembre, el Ejecutivo, como en cada negociación, descarta mantenerlos invariables y anticipa cambios.

Así lo avanzó ayer la vicepresidenta primera, Nadia Calviño. «Vamos a ver cómo continuar con este sistema pero adaptándolo a la realidad», apuntó. En este sentido, la también ministra de Asuntos Económicos dejó entrever que estas ayudas podrían rebajarse, sobre todo para aquellos trabajadores que se mantengan en Erte. «Las empresas ya están saliendo adelante, la economía se está recuperando muy fuerte y tenemos que asegurarnos de que se reactivan los trabajadores para asegurar esta recuperación que está siendo muy fuerte», precisó.

Reunión
Los agentes sociales y el Gobierno negociarán desde el jueves una nueva ampliación

A la espera
En León todavía hay 1.691 personas con la jornada laboral suspendida de forma parcial o total

Además, Calviño apostó por pactar unos Erte «de transición» hasta final de año para que a comienzos de 2021 entre ya en vigor el nuevo sistema permanente que han comprometido con Bruselas. «Efectivamente tenemos que ver cómo hacemos la transición en estos últimos meses del año entre el modelo actual y ya el sistema permanente que espero podamos acordar con los agentes sociales para el futuro», señaló. Refrenda así las declaraciones que hizo el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, sobre este tema: «Buscaremos la mejor solución de transición hacia adelante con los agentes sociales».

De las palabras de ambos puede deducirse que el Ejecutivo pretende concentrar los recursos en los trabajadores que se reactivan, para tratar de reducir al mínimo este número, e ir reduciendo las exoneraciones para aquellos que se mantienen en Erte, entre otras cosas porque posiblemente una buena parte de esos 150.000 que están inactivos a tiempo completo puede ser que no vuelvan a sus puestos.

Este esquema de premiar más la reincorporación ha sido una prioridad para el ministro de Seguridad Social, que siempre lo ha defendido a capa y espada pese al rechazo mostrado tanto por la patronal como por los sindicatos. Y ese fue precisamente el gran escollo en la última negociación y podría repetirse en esta, además cuando los ánimos están bastante caldeados debido al debate creado sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). A este respecto, la vicepresidenta primera dio a entender que dan ya por hecho que no lograrán el acuerdo con los agentes sociales.

El Gobierno confirma la prórroga de los ertes pero con menos bonificación