viernes 03.07.2020
Polémica

El Gobierno conocía desde octubre la crítica situación de la escuela de pilotos

Los partidos políticos se unen en la demanda para conseguir que Aena permita vuelos en La Virgen
El simulador del Airbus 320 de Flybyschool está ubicado en la Escuela de Ingenierías de la ULE. DL
El simulador del Airbus 320 de Flybyschool está ubicado en la Escuela de Ingenierías de la ULE. DL

La maquinaria política se ha vuelto a poner en marcha para conseguir que la escuela de pilotos comerciales Flybyschool no tenga que abandonar León ante la imposibilidad de que sus alumnos realicen sus operaciones de vuelo desde el Aeropuerto de León por el bloqueo de Aena. Una situación que se valora económicamente en un millón de euros y que, si no se soluciona, forzará al centro de pilotos a trasladarse a Valladolid o a Huesca donde ya les han ofrecido soluciones sólidas y viables.

Fue en el mes de octubre cuando desde el PSOE, ya en precampaña electoral, anunciaron su respaldo al centro. El secretario provincial, Javier Alfonso Cendón, destacó el hecho de que una empresa como Flybyschool «opere aquí es una gran noticia y un revulsivo para el aeropuerto» y que era necesario «repensar su uso». Ya en campaña, también los populares, con Antonio Silván y Fernando Salguero a la cabeza, se reunieron con el gerente de Flybyschool, Álex Álvarez, donde mostraron su total oposición a que Aena vete el uso de las instalaciones aéreas a la escuela.

Desde la Consejería de Fomento, según indica Álex Álvarez, llegaron a contactar tanto con Aena como con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y la Academia Básica del Aire —ya que el aeropuerto de León es de carácter militar aunque con operaciones civiles— «aunque nunca se logró una reunión final», precisa, para destacar también «el esfuerzo» realizado por los leonesistas de la UPL para intentar desbloquear la situación con Aena.

Primeros pasos

Tanto PSOE como PP se reunieron con el gerente de Flybyschool durante la campaña electoral

El alcalde de León, José Antonio Diez, avanzó ayer en su cuenta de Twitter que el primer paso que se debe dar desde la mesa por el futuro de León no es otro que «consolidar lo que hay y que nada se vaya» en relación a la posibilidad de que Flybyschool deje su sede leonesa. «La mesa de León debe analizar esta situación en su primera reunión», concluyó, avanzando que este paso es primordial antes de «conseguir nuevas inversiones».

Desde el Partido Popular, el senador Antonio Silván, registró también ayer seis preguntas en la Cámara Alta, en las que se reclama saber por qué Aena «está poniendo impedimentos a esta escuela para que no pueda desarrollar su actividad maximizando las instalaciones aeroportuarias construidas y negándose a alquilar las instalaciones del antiguo aeropuerto, 1.600 metros cuadrados vacíos». Silván hace este requerimiento tras incidir en que Flybyschool es la segunda escuela más importante de España en formación de pilotos comerciales.

Mover ficha

Otro partido que se suma también al movimiento para conseguir que la escuela se quede en León —y que de esta forma también permanezcan en la Universidad de León el simulador del Airbus 320 y uno nuevo que llegará en marzo— ha sido Ciudadanos. Desde la formación naranja exigen al alcalde socialista José Antonio Diez que «haga todo lo posible» para que la escuela de pilotos Flybyschool se mantenga operativa en el aeropuerto de León y no se traslade su sede central a otra ciudad.

«Tanto Aena como el Ministerio de Defensa dependen del Gobierno, de tal manera que desde UPL instamos a Cendón, como máximo responsable del PSOE de León y diputado por esta provincia, así como al subdelegado del Gobierno, Faustino Álvarez, para que de una vez por todas den solución a este problema acuciante y perentorio y no tengamos que ver cómo otra empresa abandona la provincia de León», apuntan los leonesistas.

En Flybyschool continúan pendientes de reuniones y negociaciones que logren desbloquear la situación y la posibilidad de que se desarrolle León un aeródromo que les permita operar desde la provincia, donde ya cuentan con su sede operativa y las posibilidades que les brinda la ULE.

El Gobierno conocía desde octubre la crítica situación de la escuela de pilotos