jueves. 07.07.2022
Transporte

El Gobierno lleva a Santander el control de la vía de Feve y corta la expectativa del CRC

El pliego de reforma de la traza de León a Guardo revela que el registro de tráfico se traslada al CTC de Cantabria
Área de la estación de Matallana en el centro de la capital leonesa, ayer tarde, a la que hace más de una década que no llegan los trenes. RAMIRO

Aquel futuro que se anunció hace nueve meses para el CRC de León ya no se presenta tan boyante; tan holgado de actividad y carga de trabajo, como planteó el proyecto remozado del Ministerio de Transportes y Adif para el centro.

A las salas de control de tráfico ferroviario se les cae del horizonte de tarea la circulación de la línea de Feve entre León y Guardo, que se le había asignado al concepto multifuncional de este registro, en el rescate de la instalación que llegó a incluirse en el documento de trabajo que dio vida al acuerdo de gobernabilidad de la Diputación de León.

El ancho métrico se controlará desde el CTC de Santander, según consta en el pliego de condiciones que marca la reforma de control de la circulación de la vía entre León y Guardo (Palencia) que dejará atrás el sistema de supervisión telefónico y dará paso a una automatización, más acorde con los tiempos que corren, también en las comunicaciones por ferrocarril.

La nueva tarea

El CRC de León tenía asignados 108 kilómetros de este tramo en la nueva tarea multifuncional

En el relato de disposiciones que se licitan para su transformación se incluye el tendido de cable de comunicación y puesta en servicio entre las estaciones de la Asunción-Universidad y Guardo (Palencia), y la comunicación de bloqueos automáticos y telemandar el tramo referido desde el puesto central del CTC de Santander.

Este relato del pliego de licitación de la obra, que sale a concurso por un montante superior a los 0,8 millones de euros, revoca aquella proyección anterior que iba a devolver al CRC de León la centralidad en el filtro de los tránsitos ferroviarios del noroeste; los 108 kilómetros del ancho métrico se caen de la agenda asignada,que también contempla una parte de red de alta velocidad, en la línea del norte que corresponde al enlace hasta la variante de Pajares, de 190 kilómetros, y una red de vías convencional que incluye conexiones hasta la raya con Portugal y otros tramos de los enlaces hasta Monforte (más de novecientos kilómetros correspondientes a este patrón).

La previsión

La previsión era que el centro leonés debía filtrar en este año 1.200 kilómetros de vía

El replanteo del CRC de León comenzó por licitar una pantalla, en un proceso que se alargó más de lo previsto, tras encallar por dos veces en las fases de adjudicación, con prórrogas de plazos. El ralentí en esta dotación técnica no afectó al curso de funciones previstas para el centro, en el que implicó el traslado del CTC, el que se refiere al control del tráfico convencional de León, para dotar de mayor contenido a esas nuevas instalaciones que vivieron años de zozobra e incertidumbre después de perder cualquier esperanza de albergar la función para la que fueron construidas: las de verificar y vigilar el sistema de control de las circulaciones de las líneas de alta velocidad que iban a afectar al tramo norte del territorio peninsular.

Se desahogó la previsión con el CRC leonés con un nuevo calendario; a lo largo de 2020, según las últimas previsiones públicas de Adif y del Ministerio de Transportes, desde estas instalaciones se deberían de controlar los movimientos por ferrocarril de 1.200 kilómetros de vías, según los estamentos de la alta velocidad (190 kilómetros) de anchos y tráficos convencionales (906 kilómetros) y el ancho métrico (108 kilómetros) entre la capital leonesa y el extremo noreste de la provincia, en la traza de León a Bilbao.

En plena euforia política por la recuperación del CRC para el futuro del tráfico ferroviario del noroeste, el centro se ofreció como ejemplo del compromiso del Gobierno con el sector ferroviario leonés, con este enclave referente de tiempos pasados.

El Gobierno lleva a Santander el control de la vía de Feve y corta la expectativa del CRC