miércoles. 01.02.2023
El estudio estima que la cifra de aeronaves dentro de once años alcanzará las 12.300

El Gobierno prevé que el aeropuerto roce los 400.000 usuarios en el 2020

El crecimiento en el número de pasajeros obliga a la construcción de la nueva terminal
Recreación virtual de la nueva terminal del aeropuerto, cuyas obras aún no han sido adjudicadas

Redacción

De acuerdo a las previsiones realizadas en el Estudio de Planeamiento de la zona civil de la Base Aérea de La Virgen del Camino -"aprobado por la Comisión Interministerial de Defensa y Transportes (Cidetra)-", en el año 2020 el aeropuerto de León alcanzará los 382.750 pasajeros, además para ese periodo el número de aeronaves sumará en su pista 12.300 a lo largo del ejercicio. La cifra de usuarios en el 2008 se situó en alrededor de 125.000, un 25% menos de su techo alcanzado en el 2007 con cerca de 162.000.

Precisamente son estas previsiones las que hacen necesaria la ejecución de la nueva terminal del aeropuerto -"en estos momentos en fase de adjudicación-", según publicó ayer el Boletín Oficial del Estado en el anuncio que da a conocer la Resolución de 15 de diciembre del 2008 de la Secretaría de Estado de Cambio Climático que decidió que el proyecto de construcción de este edificio no será sometido a evaluación de impacto ambiental.

Las obras previstas en el enclave aéreo de La Virgen del Camino también incluyen un nuevo aparcamiento en superficie y un vial de acceso a este párking, así como la ejecución de dos zonas verdes. También una plataforma de estacionamiento de aeronaves con una superficie de algo más de 30.000 metros cuadrados.

El anuncio publicado ayer en el BOE explica que el pasado 29 de abril la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental recibió la documentación ambiental de este proyecto para decidir si debía o no someterse al procedimiento de evaluación. En junio se inició el periodo de consultas a organismos y entidades relacionadas con estas obras.

Finalmente, la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal determinó que este proyecto no debe someterse a impacto «siempre y cuando se incluyan una serie de recomendaciones».

El Gobierno prevé que el aeropuerto roce los 400.000 usuarios en el 2020