sábado 23/10/21

El Gobierno redime de peajes a la España desarrollada y grava las autopistas de León

Las vías de pago leonesas iniciarán el año con una nueva subida
hueran
Peaje del Huerna. EP

El Gobierno de España Celebró ayer la liberalización del peaje entre Cádiz y Sevilla; en unos meses, podrá repetir la foto para escenificar la redención de tramos de pago en la AP-7, en tramos próximos a Alicante, en la misma vía, en las proximidades de Tarragona; incluso, en la AP-2, en la vía que enlaza Zaragoza y Tarragona, por el valle del Ebro. Hay una España de dos velocidades que avanza pegada a do realidades. La diferencia la marca el tributo. León está en la antípodas de la España del desarrollo; en León se alimentando peajes. En el mismo territorio, la conectividad se condiciona por la carga económica que penaliza el tránsito por más de un centenar de kilómetros; es una excepción en España, donde no hay parangón en cuanto a provincias con ese horizonte de autopistas de pago. Un lastre que no va a finalizar de inmediato. Las dos autopistas que afectan a León exhiben la concesión más longeva de todo el mapa de peajes de la península; la AP-71, circular por la vía que estaba llamada a ejerce de eje de cohesión en León, en la diagonal del territorio entre la capital leonesa y El Bierzo, será obligatorio pagar hasta la primavera de 2054; entre León y Asturias, los usuarios no se despojarán del peaje ante del otoño de 2050; en ambos casos, si no interviene antes el milagro de la intervención estatal que libera de compromisos adquiridos con la concesionaria.

El agravio de León frente a las zonas más desarrolladas económica y socialmente en España también tiene otro elemento de medida que acaba con cualquier discusión sobre privilegios a uno y otro lado del muro. Las autopistas leonesas están en el top que clasifican por carestía por kilómetros, por coste final; que en la que une León y Asturias asciende a 0,17 euros por kilómetro (la segunda más cara de todo el territorio español, si se hace una excepción con la autopista de la AP-6, esa que grava al noroeste español, león también incluido, por comunicarse por vía de alta capacidad con la capital de España, donde se paga a 0,18 euros por kilómetro transitado); mientras que la León Astorga arroja un coste por unidad de kilómetro recorrido de 0,13 euros, lo que le coloca en cabeza de este ránking que mide como ningún otro la voluntad de las administraciones de apretar la cuerda y las opciones de desarrollo de cada territorio.

La cuenta del coste no incluye la subida que se va a aplicar esta media noche; para celebrar el cambio de año, otra vuelta de tuerca a la diferencias entre el noroeste alejado de las grandes vías de desarrollo e inversión y el territorio del centro, el este y el sur, beneficiados por inmejorables condiciones de para las comunicación. También, por carretera. Las autopistas leonesas suben desde la media noche un 0.84%; superar el peaje de La Magdalena desde esa hora significa desembolsar 13,50 euros para los vehículos del tipo turismo; llegar hasta Astorga, o desde esta ciudad hasta León, podrá rondar los 5.20 euros, por los 5.15 en vigor, hasta hoy.

Mañana será aún más caro.

El Gobierno redime de peajes a la España desarrollada y grava las autopistas de León
Comentarios