domingo 9/8/20

Golpe a la explotación sexual y el tráfico de drogas entre Galicia y León con 31 detenidos

Un total de 31 personas —once de ellas por operaciones relacionadas con León— de ocho nacionalidades fueron detenidas en diversos puntos de España como sospechosos de integrar una red criminal dedicada al tráfico de droga y la explotación sexual, informó ayer la Policía Nacional. Los sospechosos fueron detenidos, además de en la provincia leonesa, en distintas localidades de Galicia y de Castilla y León, tras una larga investigación, que permitió a los agentes identificar a presuntos proveedores de cocaína en localidades como Santiago de Compostela, la vecina localidad de Sigüeiro, y Ourense.

En la operación, bautizada Neón, la Policía se incautó de 1,45 kilogramos de cocaína y cerca de un kilogramo de marihuana y hachís, 23 básculas de precisión, una prensa hidráulica y seis envasadoras al vacío, materiales comúnmente utilizados para cortar y elaborar la droga para la distribución.

Además, los agentes decomisaron cuatro armas cortas, 305 cartuchos de armas cortas sin detonar, un arma larga, una pistola eléctrica, un fusil de asalto simulado y diversas armas blancas, puños americanos y dagas.

En los veinticinco registros domiciliarios, además de la droga y las armas, los agentes hallaron más de 42.000 euros en efectivo, dos vehículos, uno de ellos de alta gama; 23 básculas de precisión, y 26 teléfonos móviles utilizados por las tres bandas de la red.

La operación Neón, en la que participaron agentes de varios departamentos, se desarrolló en seis fases debido a la «complejidad y envergadura» de la red, a las órdenes del Juzgado de Instrucción número 1 de Ordes (A Coruña), que decidió ordenar el ingreso en prisión de un total de nueve personas, entre ellos los presuntos cabecillas de las tres bandas. Uno de los principales investigados, que regentaba varios clubes de alterne próximos a Santiago de Compostela, aprovechaba la «relativa privacidad» de esos negocios para «presuntamente traficar con la venta de cocaína al menudeo», según la misma fuente.

El hombre trataba de «ganarse la confianza de un proveedor determinado para que le dejara la sustancia estupefaciente de manera fiada y justo antes de que la deuda contraída con el mismo fuera demasiado elevada, buscaba un nuevo proveedor al que realizarle la misma jugada», señala la Policía.

En Santiago de Compostela, los investigadores detuvieron a ocho personas, entre ella tres proveedores distintos del investigado, y otro residente en Bandeira, que los agentes consideran que ocupa un escalón superior en la jerarquía del grupo criminal.

Cuatro de los detenidos fueron ingresados en prisión acusados de disponer de un entramado para distribuir estupefacientes por diferentes barrios de la ciudad y que ya estaba efectuando contactos con personas en Alemania para vender droga. En Sigüeiro, los investigadores desmantelaron un punto de venta de cocaína que abastecía a clientes de los municipios coruñeses de Oroso, Órdes, Cerceda y Santiago de Compostela.

ya había contactos

Sus ramificaciones se «extendían más allá de la geografía gallega», y abarcaban ciudades como León y Palencia, donde las cinco personas detenidas «ya habían contactado con personas para proceder a la distribución de la sustancia estupefaciente en dichas capitales». Dos de los presuntos cabecillas de ese grupo han ingresado ya en prisión.

La operación, liderada por agentes del grupo de estupefacientes de la brigada local de Policía Judicial de la Comisaría de Santiago de Compostela, no está concluida y no se descartan más detenciones.

Golpe a la explotación sexual y el tráfico de drogas entre Galicia y León con 31 detenidos