sábado 07.12.2019

Good Fly llega a León con una escuela de pilotos de avioneta y azafatas

La compañía negocia con la ULE la implantación del grado de pilotos comerciales.
Good Fly llega a León con una escuela de pilotos de avioneta y azafatas

Good Fly, la compañía que comenzará a operar en el enclave aéreo de La Virgen del Camino, desembarcará en León el próximo 1 de junio con una escuela de pilotos privados y de azafatas de vuelo, un centro similar al que se encuentra en la actualidad en Burgos.

Tal y como confirmó ayer el gerente de la aerolínea, Felipe de Burgos, «la idea principal es que comience a funcionar antes del verano, coincidiendo con el inicio de las operaciones de la compañía desde León».

Esta iniciativa otorgará una licencia de vuelo personal, destinado sobre todo a avionetas, y será necesario cursar 100 horas de clases teóricas y otras 45 de formación práctica.

No obstante, De Burgos matizó que este permiso no posibilita trabajar como aviador profesional, ya que para ésto sería necesario contar con el graduado de piloto comercial, algo que según confirmó ayer, «ya se encuentra en marcha». «Hemos mantenido una primera reunión con la Universidad de León para estudiar la posibilidad de implantar un grado de pilotos profesionales», apuntó el gerente de la compañía aérea.

En el caso de que finalmente se consiguiera asentar este nuevo grado, sería la ULE la encargada de la formación teórica mientras que Good Fly se ocuparía de las clases prácticas.

De Burgos aclaró que la llegada de este grado a la ciudad se traduciría, principalmente, en que «la gente de fuera venga a estudiar a León, igual que vienen para estudiar una carrera universitaria».

Ultraligeros

Asimismo, De Burgos informó de que en la actualidad «se están pidiendo autorizaciones y permisos» para la creación de una escuela de pilotos de ultraligeros.

Con todo ello, De Burgos mostró su confianza en «seguir creciendo», aunque apuntó que «hay que ir despacio para no tener tropiezos irreversibles dado que la compañía es pequeña y no puede hacer frente a pérdidas millonarias».

Para conseguirlo, el gerente de Good Fly manifestó ayer su intención de continuar operando desde el Aeropuerto de La Virgen del Camino más allá del 31 de diciembre, fecha en la que concluye el contrato con el Consorcio del Aeropuerto de León.

«Hay que establecer unas pautas temporales pero la idea es la de continuar. Crear una operativa, con la inversión que ello supone, para sólo seis meses, es algo que ninguna compañía lleva a cabo», aclaró De Burgos.

En este sentido, el representante de la aerolínea burgalesa desveló que se encuentran «en contacto» con las agencias de viaje para «llevar a cabo nuevas líneas de actuación». De Burgos hace referencia así a la posibilidad de crear paquetes vacacionales «no para sacar a la gente de la ciudad», sino que tendría como objetivo principal «que la gente venga a León».

«Los aviones con los que operamos tienen una capacidad más grande que los que se están utilizando ahora mismo. Soy consciente de que quizá la ocupación no la vamos a completar, por lo que estamos obligados a fomentar el turismo para que la gente pueda venir», aclaró.

Good Fly llega a León con una escuela de pilotos de avioneta y azafatas