miércoles 30/9/20
Salud

La gripe y los virus respiratorios vuelven a provocar esperas de 9 horas en Urgencias

El servicio está pendiente de las obras de ampliación y atendió a 2.300 personas esta semana, 400 más de lo habitual

Prevención y contagio gripe

Dolores musculares, fiebre y abatimiento. Los virus propios del frío, el catarral y el de la gripe, están circulando en el ambiente con intensidad desde la semana pasada y han vuelto a provocar esperas de nueve horas en Urgencias al afectar a personas de todas las edades, pero fundamentalmente a mayores que ya padecen enfermedades crónicas de base y el sistema inmunológico debilitado.

El servicio se ha visto saturado por el paso de 2.277 personas esta semana, unas 400 más de lo habitual. El pasado lunes fue la jornada de mayor afluencia (con 466 pacientes atendidos en el servicio), según los datos facilitados por el Sacyl, una cifra similar a la registrada ayer. El martes, miércoles y jueves acudieron 451, 457 y 443 personas respectivamente, un volumen también más elevado que los 350 casos de media que se contabilizan en otras fechas del año.

Y aún no se ha llegado al pico epidémico, previsto para esta próxima semana, que añadirá saturación al Complejo Asistencial Universitario de León. De momento, tanto las treinta camas de la planta 12 que estaban preparadas para estas situaciones, según demanda, como las de la segunda planta del Monte San Isidro, funcionan ya a pleno rendimiento para acoger a los enfermos que están siendo ingresados por problemas de tipo respiratorio.

Sin alcanzar el umbral
La epidemia aún está en fase ascendente y no ha llegado a su pico, según los datos de la Red Centinela

Los sindicatos reconocen que el aluvión de pacientes complica una rápida gestión de los usuarios, pero creen que las prolongadas esperas en Urgencias se pueden minorar con más profesionales y con los nuevos vías de circulación que se abrirán con la ampliación del servicio prevista para este año. Reclaman reforzar la plantilla y sobre todo, cubrir las bajas laborales, «porque los médicos, enfermeros, auxiliares y celadores también se ponen malos en estas fechas». Apuntan, además, que las numerosas pruebas que se efectúan a cada paciente para un correcto diagnóstico también incrementan las esperas, ya que cada enfermo, especialmente, los mayores, requieren sus respectivas exploraciones, toma de constantes vitales, analítica y, según el caso, rayos y ecografías.

La Red Centinela estima ene 97,54 casos por cada 100.000 habitantes la incidencia actual de la gripe en León y alerta de que la tendencia es aún «ascendente». La mayoría de los virus deectados son del tipo A (H1N1), con presencia del A (H3N2) y del B.

El año pasado el 78% de los pacientes afectados desarrolló neumonía y el 33% ingresaron en la UCI. Para amortiguarlo, la Junta distribuyó en León 109.530 dosis de vacuna esta temporada (29.100 tetravalentes y 80.430 adyuvadas). En el servicio trabajan 14 médicos por la mañana y 12 por la tarde, que atienden a más de 135.000 personas al año. Están pendientes obras de casi 600.000 euros que aportarán más intimidad a los pacientes con 22 boxes individuales, un área propia para Traumatología y una gran sala de espera a la entrada.

La gripe y los virus respiratorios vuelven a provocar esperas de 9 horas en Urgencias