jueves 9/12/21
cañada
Cañada Real Leonesa RAMIRO

 La Guardia Civil ha sorprendido a un hombre de 45 años que se disponía a practicar la caza furtiva cerca de la Cañada Real Leonesa y que huyó al ver a los agentes, quienes le persiguieron y localizaron en Santervás de la Vega (Palencia), donde encontraron material para practicar la caza furtiva en el vehículo.

Los agentes vieron un todoterreno y a un hombre que estaba revisando la zona con focos y linternas de gran alcance en el paraje conocido como La Triana, situado en la localidad de Villarrobejo (Palencia), al límite de la provincia de León, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Palencia en un comunicado.

El supuesto cazador furtivo, al percatarse de la presencia de los agentes, emprendió la huida a gran velocidad y fue localizado en el paraje de La Cerra, en la localidad palentina de Villapún, donde este mismo mes han aparecido muertos cuatro ciervos machos abatidos por arma de fuego.

Cuando los agentes dieron el alto al vehículo mediante señales luminosas y acústicas, volvió a emprender la huida a gran velocidad por pistas y cortafuegos, hasta que fue finalmente detenido cuando accedía a la localidad de Santervás de la Vega.

En el interior de coche viajaba un hombre de 45 años, vecino de una pequeña población del norte de la provincia, que cuenta ya con numerosos antecedentes por delitos e infracciones de caza.

Al inspeccionar el interior del vehículo, los agentes encontraron un machete bajo el asiento del copiloto, una navaja en la puerta del copiloto, otra navaja de similares características en el asiento trasero, otra navaja pequeña en la guantera delantera y un hacha de bajo el asiento del conductor.

Todos los efectos se encontraban afilados y con restos de sangre.

Igualmente encontraron en el interior del vehículo cerca de 30 cartuchos de diferente numeración a pesar de que a esta persona le consta revocado el permiso de armas de tipo D y E.

En el maletero, los agentes hallaron también una garrafa de cinco litros de aceite usado de automoción, que utilizan habitualmente los cazadores furtivos como forma de atraer especies de caza mayor.

Todo el material ha sido incautado junto con una barra de led que llevaba anclada a la baca del vehículo y una linterna led de largo alcance, y se ha puesto a disposición de la autoridad administrativa correspondiente.

La Guardia Civil sorprende a un furtivo cerca de la Cañada Real