miércoles 2/12/20
Recurso ante el Supremo

Los guardianes del Grano insisten en el daño de las obras a la plaza y el templo

Los colectivos avisan de que llegarán «hasta el final» pese a la sentencia contraria del TSJ
La plaza del Grano. MARCIANO PÉREZ
La plaza del Grano. MARCIANO PÉREZ

Ni los dos fallos contrarios de los juzgados de León, ni el reciente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid les frenan. Los colectivos Red Vecinal contra el Racismo y la Impunidad, Mocedá en Pie y los Guardianes del Grano presentaron ayer el recurso de casación ante el Supremo para intentar que prospere su reclamación de que hubo expolio en las obras de recuperación del conjunto histórico. «Siempre supimos que era muy difícil pero había que intentarlo y seguiremos hasta el final para denunciar el daño que a la larga causaran estas obras a la plaza y a la iglesia», insistieron ayer los recurrentes, quienes apuntaron que no tendrán que pagar, a pesar de ser condenados en costas por el Alto Tribunal a abonar 2.000 euros al Estado y 1.000 al Ayuntamiento, puesto que cuentan con el «derecho de asistencia jurídica gratuita» de que gozaban para el pleito.

Los magistrados de la Sala resolvieron que el recurso, presentado contra la desestimación por silencio administrativo que reclamaba al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que paralizara los trabajos, no tenía lugar puesto que se trataba de «se trata en definitiva de obras de remodelación de la plaza de limitado alcance, que parten del respeto al conjunto dada su protección monumental, obras realizadas con técnicas tradicionales afectando a pavimentación y aceras principalmente, sin alterar realmente la tipología y morfología, cual resulta de las periciales y documentos aportados». Pese a que el TSJ recalca que «además el bien continúa en uso, respetándose su finalidad», los colectivos insisten en que «la Administración General del Estado sí que podía y debía pronunciarse acerca de si estas obras eran susceptibles de incurrir en el supuesto de expoliación regulado en la Ley de Patrimonio Histórico Español». Frente al fallo de los magistrados, que insisten en que no se dio la «destrucción o deterioro» que conlleva esta figura jurídica, los recurrentes recalcan en su escrito en que «la Sala no se ha pronunciado acerca de las manifiestas deficiencias en la delimitación y protección de dos de los tres Bienes de Interés Cultural (BIC) que incumben a la plaza del Grano, siendo una cuestión esencial a los efectos de ponderar la existencia de la expoliación denunciada».

Ante el Supremo
Critican que la Sala «avale la absoluta dejación de funciones» de las administraciones

Los colectivos lamentan que la sentencia «haya avalado la absoluta dejación de funciones de las administraciones con competencia en materia de protección del patrimonio cultural». Dentro de su argumentación, los recurrentes se agarran a que, «en todo caso, la Sala en su sentencia asume expresamente que la plaza del Grano está amparada por el BIC del conjunto histórico de la ciudad de León», pero «sin embargo, la sentencia no ha valorado la demora de más de 18 años en la aprobación del correspondiente plan especial para dicho BIC por parte del Ayuntamiento de León», así como que «tampoco se entra a conocer el incumplimiento legal de la Junta de Castilla y León en cuanto a la falta de resolución del expediente de declaración de BIC de la plaza propuesto por el Ayuntamiento en el año 2014, ni en cuanto a la falta de determinación del ámbito de protección del BIC de la Iglesia de nuestra señora del Mercado, sin delimitar tras más de cincuenta años desde su declaración».

Gastos
El TSJ les impone las costas pero se libran de pagar por «el derecho de asistencia gratuita»

El recurso alude a la «indefensión» y los «errores palmarios, irracionalidad y arbitrariedad» en que incurre el fallo. «Gracias al apoyo de los cientos de leoneses que colaboraron con pequeñas aportaciones las asociaciones seguiremos hasta el final», celebraron.

Los guardianes del Grano insisten en el daño de las obras a la plaza y el templo
Comentarios