miércoles 22/9/21
RADIOGRAFÍA DE LA LEGISLATURA

Gutiérrez incumple la mayor parte de las promesas que le hicieron alcalde de León

Más del 60% de las 200 propuestas no se ejecutaron o ni siquiera se plantearon

Cuatro años después, Emilio Gutiérrez podría reciclar más del 60% de su programa electoral para incorporarlo al que tenga que presentar, si al final el PP le confirma como candidato al Ayuntamiento de León. Con el mandato a punto de finiquitarse, el regidor popular deja sin cumplir seis de cada diez promesas que hizo durante la campaña del 2011, cuando para reclamar el voto a los ciudadanos definió un plan recogido con el nombre de «15 principios y 200 propuestas». Apenas se reconoce ahora con la realidad el cumplimiento de la elaboración de una auditoría y un plan de ajuste, así como otras decisiones como el traslado del rastro o la reurbanización de Fernández Ladreda. Al lado opuesto, entre los incumplimientos, quedaron las intervenciones de calado: la apuesta por «finalizar las grandes infraestructuras de la ciudad»; la «puesta en marcha inmediata del teatro Emperador» o de «la Ciudad del Mayor»; la «potenciación del turismo congresual» con el «impulso del Palacio de Congresos»; la «contención de la presión fiscal y la ampliación del catálogo de beneficios fiscales» mediante la «congelación de las tasas» y la «bajada del IBI»; o la estrategia para lograr «más empleo y mayor prosperidad».

El repaso al listado de promesas para León, donde a día de hoy hay 4.461 habitantes menos y 2.060 parados más que en junio de 2011 cuando tomó posesión de la Alcaldía Emilio Gutiérrez, presenta casos curiosos como la «creación de nuevas escuelas municipales infantiles para niños de 0 a 3 años», que al final se tradujo en el cierre de la que había en Mariano Andrés y el abandono del acuerdo para el uso de plazas en la del Inteco. Un choque frontal con la realidad, marcada por el plan de ajuste, que también se produjo en la medida que prometía la «mejora y renovación del alumbrado de todos los barrios», que ha sido una de las grandes quejas de los vecinos; la «ampliación de las Áreas de Rehabilitación Integral (ARI)», que se encuentran paralizadas en este momento; la propuesta para la «mejora de la implantación del carril bici, planteando una red extensa, completa y con condiciones adecuadas que permitan su uso seguro»; o la «rehabilitación de todas las áreas comerciales de la ciudad, en especial las del casco antiguo», donde languidece el mercado del Conde. «La farola hundida, el bache, la papelera rota y el banco deteriorado tendrán una respuesta inmediata», se leía en los principios.

Intereses frente al PP

El capítulo de las infraestructuras del programa se prologaba con la máxima de que defenderían «los intereses de León en todo momento, en todo lugar y frente a cualquier administración, con independencia del color político de su gobierno». Ahí se enmarcan las promesas de reivindicar «la inmediata ejecución de la León-Valladolid», el «cierre perimetral de las rondas» que se queda ahora en rotondas para eliminar los cruces o que «no haya más retrasos en la llegada del AVE».

En el debe del balance queda además la reforma de la plaza del Grano, en la que no se ha pasado del concurso de ideas para decidir el proyecto, en el que se gastaron 10.000 euros, debido a la deficiente tramitación administrativa. Junto a esta obra quedan otras que aparecían en el programa como novedades para el plan de ciudad de Gutiérrez, pero de las que no ha habido noticias siquiera de que se llegaran a plantear: el «centro lúdico familiar acuático-deportivo del Hispánico»; la «oficina municipal de vivienda para los jóvenes», a los que se querían beneficiar con la «promociones directas municipales en alquiler con opción a comprar»; la «creación de zonas wifi en puntos de la ciudad»; la solicitud a la Junta para la construcción de «un centro de salud para La Lastra»; los «nuevos aparcamientos en San Mamés, La Palomera y otras zonas de la ciudad»; los «nuevos centros cívicos»; la ejecución de «un verdadero parque natural en torno a los ríos Bernesga y Torío»; el Museo León Ferroviario»; el apoyo a las reivindicaciones de titulaciones de la Universidad, como «Medicina»; o la «estrategia para la captación de fondos europeos».

No hay tampoco noticias de promesas como «la creación de un gran espacio ecológico, un anillo natural»; la «reforma integral en un barrio, como experiencia piloto que haga de León un nuevo referente de ecología urbana»; o la creación de «un sistema de intercambiadores de transporte ecológicos, con aparcamientos disuasorios y de concentración» a partir de «la conexión de la red ferroviaria con la de autobuses». En patrimonio y cultura, los vacíos se centran en la «intensificación de las gestiones para que León sea Ciudad Literaria»; la «muestra anual de teatro»; o el «centro de interpretación del Camino de Santiago».



Este es el grado de cumplimiento del programa electoral del PP en la ciudad

Pulse sobre el listado para ampliar.

Gutiérrez incumple la mayor parte de las promesas que le hicieron alcalde de León