lunes. 05.12.2022
Agentes, facultativos y forenses, en el punto en el que apareció el cadáver. MARCIANO PÉREZ

La joven que desapareció en Montejos del Camino el pasado jueves, y cuyo cadáver fue encontrado ayer por la mañana, se suicidó, según los resultados de la autopsia, que hoy ha hecho públicos la Subdelegación del Gobierno en León.

La joven cuyo paradero se desconocía desde el pasado jueves apareció muerta a mediodía de ayer en un paraje cercano a La Aldea de La Valdoncina, junto a las vías del tren. Cristina Rodríguez Centeno, de 34 años de edad, vecina de Montejos del Camino, aunque natural de Tábara (Zamora) había desaparecido tras irse a dar un paseo en bicicleta y no so volvió a saber nada de ella hasta ayer.

La joven había sido asistida el pasado día 26 de abril en el turno de oficio por una agresión del padre de su hijo, que tenía dictada una orden de alejamiento sobre ella dictada el día 27, en virtud de la cual se había decretado la custodia del menor en favor de la madre y se habían dictado medidas civiles, con una duración provisional de 30 días. Todavía se estaba decidiendo el sentido final de las mismas.

Serán los padres de la víctima quienes decidan si continúan poniendo el asunto en manos del letrado que actualmente representaba a la víctima en el caso o si contratan a otro profesional. Ahora resta por dilucidar en qué términos se decide la custodia legal del hijo que la pareja tenía en común.

«En este momento estoy en shock y no sé lo que vamos a hacer», aseguró a este periódico José Francisco Ramos, padre de la víctima. «Tengo que hablarlo con los abogados, pero no es el momento. Habrá que estudiarlo».

«Ella era amiga íntima de Leticia (Rosino, la joven asesinada en Tábara en mayo de 2018) y aquello fue muy duro, pero me parece a mí que Cristina va a terminar igual», había afirmado el padre de la fallecida en conversación telefónica con este periódico a primera hora de la mañana, antes de que se conociera el fatal desenlace. El cráneo de la joven presentaba un fuerte impacto y se encontraba bastante deteriorado. El cuerpo estaba junto a la vía y tras su hallazgo fue cubierto con una manta térmica a la espera de la llegada del furgón del IML que lo transportó a la capital para la realización de la autopsia.

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, Cruz Roja y Protección Civil se habían sumado ayer al resto del operativo a las labores de búsqueda para tratar de localizar a la joven. Sus restos mortales aparecieron a cinco kilómetros del punto en el que se habían iniciado las tareas de localización.

Unos cazadores

El cuerpo sin vida de Cristina apareció a media mañana de ayer en las inmediaciones de La Aldea de La Valdoncina. Unos cazadores que deambulaban por la zona lo encontraron y dieron aviso a la Guardia Civil, que reportó el punto en el que se encontraba al helicóptero que apoyaba las labores de búsqueda para que lo localizara.

Tras constatar que el cadáver vestía las mismas ropas que el día de su desaparición, se decidió acordonar la zona. En torno a las 12.00 se personó la autoridad judicial competente para realizar el levantamiento del cadáver, no sin antes dar paso a la inspección ocular por parte de los forenses.

La mujer que desapareció en Montejos se suicidó, según la autopsia
Comentarios