lunes. 28.11.2022

Los cuatro hermanos a los que pertenece el solar donde todavía resiste el edificio de Bodegas Armando han hecho caso omiso a los requerimientos que en su momento les hizo el consistorio para que ejecutaran una serie de obras y garantizaran la seguridad de la construcción. En la comisión de Urbanismo del pasado 16 de noviembre de 2021, el Ayuntamiento reconoce, tras una pregunta del Grupo Municipal del Partido Popular, que no han pagado ninguna de las dos multas coercitivas de 5.481 euros cada una que se les trasladó hace tiempo debido al incumplimiento de esas obras, tasadas, por los técnicos municipales, en 54.814,66 euros. «con posterioridad al 17 de noviembre de 2020 no se ha impuesto ninguna otra». En la contestación al PP, que se ha reunido en varias ocasiones con los vecinos, explican que los servicios de Recaudación únicamente han podido embargar a los propietarios 99,47 euros. La segunda sanción está en vía ejecutiva, explican.

En el informe emitido por el arquitecto municipal, con fecha 9 de junio de 2021, se señala que la propiedad ha «desoído las indicaciones» y solo ha realizado «un porcentaje mínimo —3,6%— de las obras presupuestadas por este servicio en el año 2018». Lo único que hicieron fue desescombrar parte del interior, aunque todo lo demás continúa como siempre.

Los herederos no pagan las multas ni ejecutan las obras previstas
Comentarios