miércoles 27/1/21
VALVERDE DE LA VIRGEN

Un hombre, condenado a pasar tres años sin mascotas por la muerte de su mastín, al que arastró atado al coche castigado "por escaparse"

El detenido ató el perro al coche y le extenuó al llevarle al trote

p. infiesta | valverde

El supuesto ‘escarmiento’ que quería dar el dueño de un mastín leonés a su perro por escaparse, y que desembocó en la muerte del cánido, sentará precedente judicial en la provincia. El hombre, un vecino de Valverde de la Virgen de 47 años, ha sido condenado al pago de una multa y a pasar tres años sin mascotas por un delito de maltrato de animal doméstico con resultado de muerte, según confirman fuentes del tribunal. Al parecer, un viandante grabó cómo el acusado ataba al perro con un cable a la parte trasera de su vehículo y lo llevaba al trote y sin detener la marcha desde un camino hasta su domicilio, ubicado en la localidad de La Virgen del Camino. El mastín falleció, posteriormente, a causa de la fatiga que le produjo la distancia recorrida entre los dos puntos. El testigo de los hechos avisó a la Guardia Civil que, tras investigar los hechos, detuvo al hombre, en colaboración con la Policía Local del Ayuntamiento de Valverde de la Virgen.

El arrestado y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 5 de León, que decidió celebrar un juicio rápido y condenarle con una sanción económica y tres años sin poder poseer mascotas. Además, el juez le apercibió y le indicó que si se ve involucrado en situaciones similares, podría incurrir en futuras penas de cárcel. El artículo 337 del Código Penal establece, que los que «maltrataren con ensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales».

El alcalde de Valverde, David Fernández, condenó la actuación «sin sentido» del dueño del malogrado mastín que murió por extenuación. Precisamente, el municipio posee una larga tradición de cría de este tipo de perros grandes y bondadosos. El pasado mes de marzo, el Consistorio incluso dedicó una calle al mastín leonés en reconocimiento de las bondades de este can dando nombre a una nueva vía ubicada en el cruce de las calles La Uva y Javier Pascual. El guardián de los rebaños desde tiempos inmemoriales, perro noble y familiar, posee ‘peso’ en Valverde. De ahí la tristeza por lo sucedido.

Un hombre, condenado a pasar tres años sin mascotas por la muerte de su mastín, al que...
Comentarios