sábado. 28.01.2023

Homenaje a las lentejas de León

La Escuela de Hostelería de San Cayetano celebró el concurso de cocina que ganó el joven cocinero vallisoletano Jonathan Álvarez.
Los participantes elaboran sus platos con las lentejas de Tierra de Campos.

Las escuelas oficiales de hostelería vecinas de los campos donde crecen las sabrosas lentejas pardinas de Tierra de Campos, han sido convocadas a un concurso donde se pusieran de manifiesto las extraordinarias virtudes de esta humilde legumbre. En él han participado la IES Diego de Praves, de Valladolid, el CIFP Ciudad de León, anfitrión del evento, la Escuela María Madre, de Burgos, la Escuelas Alcazaren de Valladolid y el CIFP Ciudad de Zamora. En el encuentro participaron 11 cocineros de todas las edades, ya que a estos centros asisten alumnos que van de los dieciocho a los sesenta años.

El ganador fue el plato, «Lentejas, oreja, pan y vino», del joven cocinero vallisoletano Jonathan Álvarez de Granada, un muchacho que ya conoce los fogones como profesional y que actualmente ha dejado su trabajo para terminar de realizar los estudios de Dirección de Cocina en el centro Diego de Praves, de Valladolid.

«Es muy importante para alguien que está empezando en esto de la cocina» —comentó—. «El de las lentejas es uno de esos sabores que todos llevamos grabado en la memoria desde nuestra infancia, por eso en mi plato no he querido hacer algo demasiado innovador. Cada territorio lucha por sus cosas y una de las que debemos defender en Castilla y León es la estupenda lenteja de Tierra de Campos», comentó el ganador.

En cuanto a la creación que le ha valido el primer galardón del concurso dijo el joven cocinero: «He intentando hacer un plato sencillo en el que se pusieran de relieve los auténticos sabores de la tierra. He partido de una emulsión de puerros y lentejas, para añadir después un salteado de zanahoria, que es una compañera inseparable de las lentejas. Añadí una oreja bien cocida, sin su cartílago, para que se degustara perfectamente su grasa, su untuosidad… y terminé con el vino en una espuma que servía para adornar y, a la vez, para abrir boca a la hora de degustar el plato. Y todo esto acompañado del pan blanco que es inherente a Tierra de Campos».

Con morcilla

El segundo premio lo logró Juan Carlos de Pedro, del Madre María, de Burgos. Su creación ostentaba el sencillo título de «Morcilla de lentejas». Y de eso se trataba de una vistosa recreación de la célebre morcilla burgalesa a base de lentejas y envuelta en un delicado papel de arroz. Una original presentación y, otra vez, el más característico recuerdo a la cocina tradicional.

Espectacular fue la presentación del «Risotto de lentejas» con boletus y codorniz. Un plato innovador del cocinero, Luis Ángel Pérez de la IES Diego de Praves de Valladolid. El joven artista de los fogones supo combinar maravillosamente los sencillos sabores de las lentejas con los aromáticos boletus, todo ello formando un cremoso conjunto.

El jurado encargado de otorgar los distintos galardones estuvo formado por Carmen Bernal de Francisco, Felisa Gutiérrez Vigil, Jesús Sánchez Díez y Mari Luz Santín Rodríguez, profesores de los distintos centros participantes. Una representación del grupo León Innova y el crítico gastronómico de Diario de León, Marcelino Cuevas.

Homenaje a las lentejas de León
Comentarios