miércoles. 30.11.2022

La homologación de títulos universitarios que permiten a los extranjeros ejercer su profesión en España se resolverá en un máximo de seis meses, en vez de los más de dos años de media que se tarda ahora por la burocracia del proceso y que ha creado un «cuello de botella» de miles de expedientes pendientes.

La reducción del plazo se realizará a través de una completa digitalización y simplificación «sustancial» del procedimiento administrativo, «pero manteniendo los controles y la calidad», según explicó este miércoles el ministro de Universidades, Manuel Castells.

Durante la presentación del nuevo real decreto que regulará los procedimientos de homologación, equivalencias y convalidación, Castells subrayó, según Efe, la intención de «remediar el drama humano» que representan los actuales periodos e incorporar a profesionales de alta cualificación que «pueden aportar a nuestra sociedad y a nuestra economía».

A partir de la aprobación de la nueva normativa, que se prevé en el último trimestre de 2021, el plazo máximo del proceso no deberá exceder los seis meses. «En cola, de todas las anualidades y de todas las solicitudes, de equivalencias y homologaciones, habrá aproximadamente 15.000, que están en distintos pasos del procedimiento», y cada año se resuelven unas 9.000, indicó el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón,. Una homologación tiene efectos profesionales y académicos y en las equivalencias son solo académicos.

A partir de la aprobación del real decreto, las solicitudes solo podrán presentar de forma telemática; el interesado podrá conocer en cada momento el estado del procedimiento y una comisión técnica, formada por doce personas, tendrá un máximo de dos meses para emitir un informe. El informe no será necesario para títulos de países del Espacio Europeo de Educación Superior; la existencia de un acuerdo entre España y otro país de reconocimiento mutuo y recíproco de niveles académicos; existencia de acuerdos entre agencias de calidad y cuando los títulos provengan de universidades e instituciones de prestigio internacional.

La homologación de títulos universitarios a extranjeros se reduce a seis meses