sábado 5/12/20
Sanidad

El Hospital aplaza de nuevo operaciones y estudia mermar consultas presenciales

Satse advierte de un posible colapso al no cubrirse el 10% de la plantilla de enfermeras
Una enfermera accede al servicio de Urgencias hospitalarias del Caule. RAMIRO
Una enfermera accede al servicio de Urgencias hospitalarias del Caule. RAMIRO

El Hospital de León se ha visto obligado a aplazar intervenciones quirúrgicas de nuevo, azuzado por el incremento de casos de coronavirus y la necesidad de readaptar los espacios del complejo asistencial para atender a los pacientes de la segunda ola. Las primeras operaciones que se dilataron fueron la correspondientes a cirugías menores ambulatorias, ya que esos espacios están ocupados ahora por los enfermos de coronarias que fueron trasladados a su vez de sus unidades para alojar en ellas a afectados por el covid. Si la situación se agrava, el siguiente paso será ir reutilizando cada vez más quirófanos como ya se hizo la pasada primavera.

La reescalada se produce cuando el Hospital había cogido ritmo desde agosto para aligerar la bolsa de 5.000 intervenciones pendientes desde marzo. Sobre todo, estaban atascadas las no urgentes de cataratas, artrosis de rodilla y cadera y hernias. En 2019, el Hospital efectuó 19.689 intervenciones quirúrgicas (unas 1.600 al mes), que representaron el 87% de las que estaban programadas. También se realizaron 17.000 fuera de quirófano, cifras difícilmente igualables este año por los cambios que ha introducido la pandemia.

Fidelizar al personal

Con las bolsas de empleo vacías, se hace necesario retener a los profesionales con buenas ofertas

Además, también se estudia disminuir las consultas presenciales en favor de las telefónicas, lo que volverá a generar otro tapón en las listas de espera. El año pasado las agendas incluyeron 630.000 consultas externas, de las cuales este año in situ sólo se podrán alcanzar la mitad por las extraordinarias medidas sanitarias.

La segunda ola del virus llega en un momento crítico por la falta de personal y con el temor de coincidir con la avalancha de la gripe. Por eso el sindicato de Enfermería Satse advierte de «un posible colapso del Hospital y Atención Primaria», al estar sin cubrir un centenar de puestos por bajas, jubilaciones y vacaciones. Satse opina que «no se han tomado las medidas organizativas suficientes por parte de las diversas gerencias y la Consejería de Sanidad» para prever esa carencia e indica que esa falta «notoria» de enfermeras está «llevando a una situación límite de agotamiento» a estas profesionales «que va a terminar colapsando el sistema sanitario».

Las listas de empleo están vacías y se está procediendo a suspender permisos, vacaciones y eliminar días libres por la escasez de trabajadores, a lo que se suma la «fuga de enfermeras a otras autonomías en busca de mejores contratos, estabilidad y mejores retribuciones, ante la desidia de la Consejería de Sanidad», a quien Satse acusa de no haber actuado para mejorar las condiciones laborales de los enfermeros de la Comunidad, «lo que ahora va a condicionar la asistencia sanitaria en nuestra provincia, ya que para evitar el colapso del Hospital se va a tener que proceder a la suspensión de nuevo de cirugías programadas, ya que no va a haber enfermeras suficientes para poder asegurar la asistencia», afirma.

La dirección de enfermería del Hospital ha efectuado un llamamiento para crear un pool de enfermeras para la apertura de unidades covid de cribado y ante la posible «caída de plantilla» por la transmisión del virus en los equipos.

El Hospital aplaza de nuevo operaciones y estudia mermar consultas presenciales