martes 24/5/22
Sanidad

El Hospital cierra una planta para lograr más manos enfermeras ante la falta de profesionales

La medida temporal se adopta para reubicar a sus 14 sanitarias en otras tareas y solo afecta a una de las tres alas de cirugía
                      Con una buena reserva de camas libres en el Hospital se optó por reubicar a las enfermeras de la planta nueve del Princesa Sofía. RAMIRO
Con una buena reserva de camas libres en el Hospital se optó por reubicar a las enfermeras de la planta nueve del Princesa Sofía. RAMIRO

Con bolsas a cero, vacaciones acumuladas y numerosas bajas, la plantilla de enfermeras del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) se encuentra estas Navidades al límite, lo que ha empujado al Hospital a cerrar de forma temporal la planta nueve del Princesa Sofía para aprovechar a su grupo de enfermeras para cubrir las necesidades hospitalarias actuales. La idea es lograr un pool de sanitarias versátiles, de modo que se puedan emplear las catorce «manos» de las profesionales que atienden ese ala de cirugía en la sucesión de tareas que se producen estos días festivos.

El gerente, José Pedro Fernández Vázquez, indica que se trata de una «adaptación funcional» de las instalaciones para abordar con eficacia el conjunto de trabajos del momento y recuerda que «antes de dejar sobre la mesa las merecidas vacaciones de muchas enfermeras, que era algo que no quería hacer», se optó por estudiar qué plantas tenían menos presión de usuarios para derivar a sus profesionales a otras áreas de atención.

Entiende que «esas catorce enfermeras (de la planta nueve) se integran en el conjunto de las tareas del Hospital sin hacer daño a nadie, ya que existen otras dos plantas quirúrgicas y tenemos aún 150 camas libres, pero sobre todo su reubicación permite no tener que suspender las vacaciones de muchas de sus compañeras, además de mantener la actividad de los quirófanos y todo el conjunto de pruebas para protegerse del coronavirus que se están efectuando», explica.

Adaptación funcional
La suma de vacaciones en una plantilla extenuada y de bajas empujó a reorganizar el trabajo hospitalario

Pool de profesionales
La gerencia optó por aprovechar el grupo de trabajadoras de la planta 9 para necesidades actuales

El covid, que vuelve a diezmar las plantillas de todo tipo de empresas, representa igualmente un handicap en el Hospital, con 55 enfermeras positivas. De ahí que para velar por el buen funcionamiento del Complejo Asistencial se hayan redoblado esfuerzos y medidas para que no se contagien ni los pacientes ni los profesionales. De hecho, la gerencia ha distribuido 10.000 antígenos en todos los servicios del Hospital acompañados de unas pautas que se engranan con Salud Laboral, además de restringir visitantes.

El pool de enfermeras que se logra con las trabajadoras de la planta nueve del Princesa Sofía amortigua el déficit actual que existe de estas profesionales al coincidir las vacaciones y las bajas con una situación de bolsas a cero para poder efectuar nuevos contratos temporales.

León pierde cada año al grueso de su capital humano mejor formado por la fuga de los jóvenes titulados a otras provincias donde encuentran ofertas más atractivas. En el caso de las enfermeras, un colectivo que se ha demostrado clave durante la pandemia, la marcha de profesionales recién graduadas en busca de un futuro más halagüeño que el que encuentran en la provincia pone en jaque tanto las bolsas de empleo como el posible recambio de un 30% de sanitarias que se jubilan en los próximos cinco años.

Fernández Vázquez reconoce el «agotamiento» al que se han visto sometidas estas profesionales y por eso asegura que se ha resistido a suspender las vacaciones que solicitó parte de la plantilla y que no habían disfrutado el resto del año.

El verano, lejos de ser un respiro, supuso una mayor carga laboral para las enfermeras por una falta de personal que se arrastra desde hace dos años.

El Hospital cierra una planta para lograr más manos enfermeras ante la falta de...
Comentarios