martes 27/10/20
Personal sanitario

El Hospital necesita 80 enfermeras para cubrir la sobrecarga laboral y las bajas y Primaria otras 30

La Dirección efectúa un llamamiento a los profesionales para colaborar en un momento en que se necesitan todas las manos
El Hospital de León posee una plantilla de casi 1.200 profesionales de Enfermería, y 90 están de baja. RAMIRO

León necesita médicos y en fermeros. Lo reconoció esta semana la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien aseguró que las bolsas de empleo en el conjunto de la Comunidad están «totalmente agotadas» en un contexto en el que, debido a la alta presión asistencial, son necesarios más que nunca los refuerzos en las plantillas.

De hecho, en el Hospital de León se requerirían al menos 80 enfermeras para cubrir las 90 bajas actuales por diversos motivos y la sobrecarga laboral, según los datos recogidos por el delegado de USO, Carlos Quiñones, quien indica que la Dirección de Enfermería ha realizado «un llamamiento pidiendo colaboración, porque estamos en un momento delicado en el que se necesitan todas las manos», señala.

Sin gente en las bolsas
Están a cero. La propia consejera de Sanidad reconoce la dificultad para encontrar personal 

Con las bolsas a cero y la escasez de personal, los enfermeros no pueden coger ahora días de libre disposición y algunos acceden a trabajar dos cupos para atender las necesidades de los servicios hospitalarios, «unos servicios que estuvieron ya muy machacados en la primera ola como Urgencias, las ucis o las plantas covid y que ahora vuelven a lo mismo».

Para que el Hospital no se sobresature, las esperanzas están puestas en Atención Primaria como dique de contención de los casos covid, un escalón asistencial en el que urgen 30 equipos (médico-enfermero) «para funcionar como se debe y alcanzar los 375», explica el gerente, José Pedro Fernández Vázquez.

Pero están encontrando la misma dificultad, no existe gente en las bolsas de la cual tirar. La propia consejera de Sanidad admitió que en la Comunidad «se siguen buscando profesionales y no hay forma de encontrar ni médicos ni enfermeras».

Así que León, como el resto de las provincias de la autonomía y del país, encara este repunte de la enfermedad con las bolsas de empleo prácticamente vacías como ocurre a lo largo y ancho de la geografía nacional. La escasez se agudiza en una situación en la que Primaria ha sumado a sus funciones habituales el rastreo del virus.

Noventa en casa
La presión asistencial influye en el número de sanitarios que están enfermos en su domicilio 

Según la Confederación Española de Sindicatos Médicos (Cesm), en el caso de la Comunidad de Madrid las bolsas únicas abiertas y permanentes «están agotadas» para varias categorías profesionales, entre ellas las de medicina de Familia o Pediatría.

En Cataluña, no hay facultativos en las bolsas de empleo que se puedan incorporar de forma inmediata a trabajar en los centros de Atención Primaria. Una situación de agotamiento que se reproduce en Galicia, Cantabria, Asturias, País Vasco y La Rioja, a la que han respondido mejorando la duración de los contratos, el salario e incluso ofertando alojamiento.

Csif, UGT, USO, CC OO y Satse recuerdan que desde hace meses vienen denunciando el colapso de las bolsas en León porque otras comunidades pelean con mejores armas por un personal escaso y como los profesionales «no están dispuestos a aceptar trabajos precarios, emigran a donde les hacen mejores ofertas», indica Cesm.

También inciden en que Primaria «está esquelética a causa de los recortes de la última década y de la dejadez de la Administración». A esta circunstancia hay que sumarle que «ha asumido la asistencia a las residencias geriátricas y colegios», que en León lleva directamente la Gerencia en un intento de liberar en la medida de lo posible a los equipos. Lo cierto es que las medidas de prevención imponen unas condiciones que para cumplirlas se necesita disponer de más plantilla.

El Hospital necesita 80 enfermeras para cubrir la sobrecarga laboral y las bajas y...
Comentarios