sábado 15/5/21
LEÓN ■ PROTESTAS LABORALES

La huelga de examinadores de tráfico paraliza en León la obtención del permiso de conducir a 180 alumnos

El paro afecta en León a 180 alumnos. LA DGT cifra en un 74 por ciento el seguimiento de la jornada de paro
Examen del carnet de conducir en León.

La Dirección General de Tráfico (DGT) cifra en un 74 por ciento el seguimiento de la jornada de huelga convocada en toda España por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) con el apoyo del sindicato CSIF, que elevan a un 90 por ciento el paro secundado. En León, al menos siere d elos examinadores han secundado el paro y casi 200 alumnos no se han podido examinar del carnet de conducir.

En León, donde la plantilla formada por un coordinador y ocho examinadores, secundan los paros todos a excepción de uno de los examinadores. Uno de estos trabajadores en huelga, Miguel Ángel Fernández, ha explicado que sus reivindicaciones se centra en una subida salarial, cifrada en cuatro puntos.

Fernández ha recordado que antes de la crisis parte del colectivo de trabajadores de la DGT vieron incrementados sus retribuciones en complementos específicos, pero se dejó la revisión salarial para puestos específicos, como los examinadores, para más adelante.

"Con la llegada de los años de la crisis y dada la situación económica se abandonaron las reivindicaciones laborales pero ya en 2015 se retomaron estas reivindicaciones salariales junto a la petición de una mayor seguridad laboral", ha explicado Fernández.

En este sentido, en 2015 los examinadores solicitaban que siguiera siendo un servicio público, que se dieran en entornos seguros para dar los resultados de los exámenes y subidas salariales, reivindicaciones que, como ha señalado Fernández "no se cumplieron".

"Tras años de espera los examinadores reclamamos un complemento específico adecuado al trabajo que hacemos, ya que nada tiene que ver estar en una oficina a estar todo el día en un coche, con el riesgo de accidente que conlleva y la presión que soportamos", apunta Fernández.

Una presión que se traduce, en el día a día de un examinador, "en agresiones verbales, insultos o portazos y hasta alguna agresión física", ha afirmado el funcionario.

Precisamente, la falta de incentivos ha provocado, según Fernández, que "nadie quiera ser examinador ya que económicamente no compensa el tipo de trabajo lo que, a su vez, ha generado un importante déficit de examinadores".

Una huelga que se prolongará los lunes, martes y miércoles de todas las semanas hasta el próximo día 15 de julio y que amenaza con colapsar el sistema ya que se produce en la época de más demanda de exámenes.

La huelga también puede dañar económicamente a las autoescuelas, ya que se calcula que cerca de 180 alumnos a la semana no se podrán examinar en León.

Fuentes de la DGT han señalado que la huelga está siendo "desigual" en los centros de exámenes, como es el caso de Valencia, con un 73 % de seguimiento; Madrid, un 59 %, o Cádiz, con un 4 %; frente a los datos de Asextra, que resalta que no han acudido a su puesto de trabajo 500 de los cerca de 700 examinadores.

"24 jefaturas han quedado paralizadas al cien por cien y otras 16 al 90 por ciento", ha informado a primera hora de la mañana la asociación en su cuenta oficial de Twitter, mientras que en un comunicado CSIF ha asegurado que han sido canceladas 7.000 pruebas. La DGT rebaja esta cifra a alrededor de 4.000 los exámenes suspendidos hoy.

Se trata de la segunda jornada de huelga de examinadores -la primera fue el 2 de junio- pero no será la última, pues están anunciados paros hasta el 31 de julio todos los lunes, martes y miércoles, de modo que solo se examinará con normalidad dos días por semana.

Una situación que lamentan las autoescuelas por los daños colaterales que este conflicto está provocando a su sector, en palabras de Ricardo Cano, miembro de la patronal de autoescuelas que, sin querer referirse a las reivindicaciones de los examinadores, lamenta que las autoescuelas sean "los rehenes" de sus peticiones. Cano denuncia que la huelga está generando un enorme daño a las autoescuelas en plena campaña de verano cuando más alumnos se presentan a las pruebas para lograr el permiso de conducir.

Para analizar la situación, la DGT reunirá mañana a la Mesa Delegada de Tráfico, integrada por la administración y sindicatos con representación, donde explicará que trabaja con la Secretaría de Estado de Función Pública para abrir la vía a que otros funcionarios de otras administraciones (incluidos militares) puedan acceder a la plantilla de examinadores.

No es la primera vez que se abren convocatorias de vacantes de tráfico a funcionarios del Ministerio de Defensa, tal y como recuerdan desde la DGT, pues en noviembre de 2015 y en enero de 2016 se ofertaron 127 puestos.

Además de un aumento de plantilla, la principal reivindicación de los examinadores para desatascar el conflicto es una subida del complemento salarial específico. Los examinadores ya estuvieron en huelga en 2015, protesta que terminó con un acuerdo con la DGT que -según denuncian- no se ha plasmado ni en relación con los complementos retributivos ni en la mejora de las condiciones de seguridad a la hora de entregar los resultados.

La huelga de examinadores de tráfico paraliza en León la obtención del permiso de...
Comentarios