martes 28.01.2020
Animales extintos

Los huesos también ofrecen lecciones

Alumnos del Sánchez Albornoz con los huesos y los fósiles de animales. RAMIRO
Alumnos del Sánchez Albornoz con los huesos y los fósiles de animales. RAMIRO

Los alumnos del instituto Claudio Sánchez Albornoz se enfrentaron ayer nada más entrar al laboratorio a más de dos decenas de huesos, algunos de ellos fósiles. La mayoría eran fémures de animales, aunque lo primero que tenían que hacer era diferenciarlos de aquellos que no pertenecían a esta parte del cuerpo y, después, separar los que eran de animales carnívoros de los que no lo eran. El investigador de la Universidad de León Darío Fidalgo Casares les dio la clave, unos pequeños huesecillos (y la marca que dejaban en el fémur) a la altura de la rodilla y una protuberancia que indicaba claramente que se trataba de carnívoros. Bajo esta base, los alumnos se pusieron a trabajar manejando con sus manos los huesos, tocándolos y midiéndolos. «Los huesos pesan, pero los fósiles más, porque durante el proceso se convierten casi o totalmente en roca», explicó Darío Fidalgo ante la atenta mirada de los alumnos y la sorpresa de aquellos que hacían la comparación con sus manos.

 

La actividad de ayer en el Sánchez Albornoz fue el taller Animales extintos y dónde encontrarlos, que está organizado por la Universidad de León en el marco de la Semana de la Ciencia. Este es una de las actividades que más ha cautivado a los centros docentes, seguida de la de minerales, que se celebrará hoy en la Escuela de Minas, en el Campus de Vegazana, y a la que asistirán varios colegios. El objetivo de este intenso programa es acercar a toda la sociedad la investigación, empezando por los más pequeños y los jóvenes.

 

¿Dónde encontrar los animales extintos?, pues mismamente en León, donde se han localizado restos de tortugas gigantes y mastodontes de hace más de 23 millones de años, cuando aún había dientes de sable, la cuenca del Duero era una laguna, por eso en toda esta zona, como en León, es habitual encontrar restos fósiles de especies vinculadas a estos ambientes.

 

Caballos del tamaño de perros, más de una veintena de especies de rinocerontes, hipopótamos, bisontes, y varias especies de primates fueron algunos de los animales que ayer fueron conociendo los estudiantes del Sánchez Albornoz de la mano del investigador Darío Fidalgo, quien también concretó que las hienas son unas buenas aliadas para la palenteología por su costumbre de introducir los cadáveres de otros animales en sus madrigueras, lo que, con el tiempo, favorecía su conservación.

 

Además del taller de minerales y la escape room de ayer en la biblioteca central, también se han organizado actividades vinculadas a la ingeniería aeroespacial, la ciencia de los alimentos o la propia Catedral de León.

Los huesos también ofrecen lecciones