martes 15.10.2019

Improvisación, un 2+2 y dudas sobre el diálogo

La oposición ve más sombras que luces en la dirección que imprime José Antonio Diez al Ayuntamiento. Curiosamente Ciudadanos, UPL y el PP coinciden en calificar la gestión del regidor de «improvisación», aunque mientras Gemma Villarroel aprecia, además, «falta de participación y diálogo nulo», Eduardo López Sendino asegura que es un regidor «abierto a hablar y a escuchar». El popular Antonio Silván resume los cien días de Diez en un 2+2. Dos viajes y dos medidas. Uno a Gijón para copiar la gestión del servicio de limpieza «cuando la propia alcaldesa de la ciudad asturiana reconoce que Gijón es una ciudad sucia y descuidada», y otro de 15.000 kilómetros de ida y vuelta a Doha «que solo ha servido para programar otro viaje en febrero, algo que se podía haber gestionado desde León, y que espero que no sea para abrir el estadio a proyectos comerciales como ya ofrecieron hace tiempo». Respecto a las dos decisiones, Silván cree que el cambio de despacho «ha dejado inutilizada toda la planta séptima del Ayuntamiento», y critica el modo de cerrar Ordoño, «sin participación ni consensuar, y que unos días se hace con coches y otros no, unos con multas y otros no».


También echa en falta que el regidor no haya tenido tiempo «para reunirse con el presidente de Paradores abocado a reabrir con 4 estrellas, impulsar la apertura de la Ciudad del Mayor o reunirse con los trabajadores de limpieza». El PP sigue ofreciendo, no obstante, su apoyo «para Torneros, turismo, el casco antiguo y cualquier proyecto de inversión». Igualmente, Cs quiere «hace una oposición constructiva, pero es difícil si no nos informa de nada», y UPL cree que hay que valorarle en un año.

Improvisación, un 2+2 y dudas sobre el diálogo