martes 2/3/21
INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍAS

Inbiotec descubre cómo producir fármacos más eficaces y baratos

La investigación se ha desarrollado durante dos años centrada en la generación de esteroides
Rodríguez, Barreiro, Balaña, Barredo y Sola, en la presentación de la investigación. MARCIANO

A. Calvo | León

Dos años de trabajo, en un proyecto internacional, han permitido a los investigadores de Inbiotec descubrir la secuencia completa de un genoma que permitirá la producción biotecnológica de esteroides y que, a su vez, ya facilita que se generen fármacos más eficaces y baratos con un gran número de aplicaciones para la salud humana. La investigación comenzó en febrero de 2014 y cuenta con la participación de grupos de seis países europeos, liderados por Inbiotec y Gadea Biopharma: la Federación Rusa (Pharmins Ltd), Reino Unido (Universidad de York), Noruega (Sintef) y Alemania (Universidad Técnica de Dortmund). El proyecto está enmarcado bajo el nombre de MySterl y cuenta con el auspicio de la Unión Europea. Además de la reducción de costes, el descubrimiento hecho público ayer en León —tras su publicación científica— también reducirá el impacto ambiental de la producción porque se generarán menos residuos al conseguir un proceso más eficaz, beneficio que se suma a los aspectos sanitarios y económicos.

El coordinador del proyecto ha sido el investigador de Inbiotec Carlos Barreiro, quien ayer destacó que actualmente «el coste de purificar un compuesto de esteroides es muy caro y con el descubrimiento del proceso del genoma se consigue una purificación más rápida y que permitirá hacer más rentable la producción». En este sentido, el director Científico de Gadea Biopharma, José Luis Barredo, concretó que este proceso «ya se está usando para producir testosterona para el mercado farmacéutico y toda la información lograda con este proyecto permitirá mejorar la producción y conseguir otros nuevos precursores».

Punta de lanza

En la presentación de este importante avance científico participaron, además del coordinador del proyecto, que también es profesor de la Universidad de León, y el director de la industria farmacéutica, el director de Inbiotec, Rafael Balaña Fouce y los investigadores Antonio Rodríguez García (también docente en la Universidad leonesa), y Alberto Sola. Balaña Fouce remarcó que Inbiotec, instituto vinculado a la institución académica leonesa, «sigue siendo la punta de lanza de la investigación biotecnológica en León, como único centro de estas características que hay en la provincia, y uno de los siete centros tecnológicos de la comunidad autónoma».

Secuenciación masiva

La investigación se ha centrado en la bioconversión de fitosteroles, un residuo de la elaboración del aceite de soja que ha permitido generar precursores de esteroides que son la materia prima para la producción de ingredientes activos. El profesor Antonio Rodríguez García comparó el proceso de secuenciación obtenido durante la investigación con la «recomposición de un libro con fragmentos de hojas», ya que el proceso analizado consta de más de seis millones de fragmentos de un genoma circular, típico de las bacterias.

Rodríguez especificó que la secuenciación masiva, «que es la que actualmente revoluciona la biología celular, se hizo en Inglaterra», ya que el aparataje preciso para llevar a cabo este proceso tiene un coste superior a los cien mil euros y que en León se desarrolló la «bioinformática».

Barreiro destacó la vinculación entre Inbiotec y la Universidad que posibilita «la especialización de los alumnos, porque todos los años vienen algunos a realizar sus trabajos de fin de grado o máster, en lo que constituye un auténtico nexo de conexión entre el ámbito académico y la empresa».

Inbiotec descubre cómo producir fármacos más eficaces y baratos
Comentarios