miércoles 25/5/22

De lo malo, a veces, puede salir lo bueno. Eso ocurrió tras el devastador incendio que destruyó el viejo Ayuntamiento de Sariegos en la madrugada del día del Pilar de 2001. Las llamas se extendieron rápidamente por la primera planta tras una explosión que se oyó a 400 metros a la redonda y quemaron muebles, puertas, objetos y parte de la documentación, entre ella, la contabilidad de los cinco años anteriores. De aquel desastre salió la promesa de la Junta de financiar parte de una nueva casa consistorial valorada en casi 1 millón de euros. Las obras arrancaron con 180.000 euros aportados por partes iguales por el Gobierno autonómico, la Diputación y Sariegos y vieron la luz el 24 de marzo de 2007, fecha en que se inauguró el edificio de casi un millar de metros cuadrados y asentado en una parcela de 8.000 m2. El nuevo inmueble supuso multiplicar por cinco los 180 metros cuadrados del anterior inmueble incendiado y ganar, además de espacio, luz y modernidad. La sede consistorial estaba diseñada de forma bioclimática para que los rayos solares entraran por su fachada acristalada y calentara el agua hasta evaporar el agua del suelo.

El incendio de 2001 que trajo una nueva sede consistorial de 1M€
Comentarios