miércoles. 06.07.2022

En el largo camino de retorno de las autopistas leonesas a aquellas referencias de aforo que mantuvieron cuando el covid no se contemplaba en el horizonte económico, hubo un punto de inflexión: la primavera de 2021.

En los meses de abril y, sobre todo, mayo, se recogieron subidas del 250% circulación media diaria en las autopistas de la AP-71 y de la asturleonesa. La variación se entiende por la referencia pobre del año anterior, pero explica de forma suficiente la tendencia a recuperar la normalidad, el pulso de la demanda, la expectativa.

Este de 2021 se puede interpretar por tramos como el largo camino de la recuperación de tránsito por las autopistas de peaje; incluida la León-Astorga, que atravesó momento críticos con pérdidas continuas de tráfico de entre el 40 y el 80% de los aforos a lo largo de meses sucesivos; hasta que llegó marzo de 2021, y se hizo la luz, y los aforos volvieron a superar la media de cuatro mil coches diarios, y a superar con crecer la referencia de los seiscientos vehículos pesados, y el panorama tornó a gris en medio de aquel negro absoluto que pintaron las sucesivas ola de incidencia del coronavirus y el cierre de actividad.

La misma escalada porcentual se aprecia en la secuencia de la León-Asturias, que en agoto de este año multiplicó por tres la intensidad media de tráfico que acumulaba a diario en todo el ejercicio de 2020.

La subida de tráfico pesado es otro de los valores que se deben tener en cuenta para el peso que ejercen las autopistas de peaje en este norte extremo y periférico sobre las intenciones e iniciativas de progreso y crecimiento económico; 1.300 camiones de media durante el mes de julio de este año, menos de novecientos en la primavera de 2020. Cuando la crisis aún no había terminado de romper la hucha y las perspectivas de prosperidad en 2008, el tránsito medio de vehículos de transporte por el peaje de la Magdalena era de 1.655 unidades.

Durante 2021, también se produjeron algunas novedades laborales en torno a la plantilla de la concesionaria de la León-Astorga, justo después de la entrada en funcionamiento de los nuevos sistemas de pago automático en los peajes y en los recorte de personal de cabina.

Incrementos de hasta un 250% en los aforos para recuperar el tráfico previo al covid