miércoles 22/9/21
BALANCE DE CUATRO AÑOS DE MANDATO

Los incumplimientos de Gutiérrez irritan a las asociaciones de vecinos

Los representantes de los barrios de la ciudad critican la inacción del alcalde a la hora de acometer sus proyectos
El alcalde de León, Emilio Gutiérrez, ayer durante la celebración del 32º aniversario de las Cortes

Decepción, falta de compromiso e inmovilismo. Esa es la sensación que planea entre la ciudadanía después de comprobar que el alcalde de León, Emilio Gutiérrez, se ha dejado en el tintero el 60% de las 200 propuestas que planteaba hace cuatros años en su programa electoral, tal y como recordaba ayer este periódico. La mayor parte de las asociaciones vecinales denuncian el «abandono» sufrido por el actual equipo de Gobierno que «apenas ha escuchado las reclamaciones presentadas», —en algunos casos— en más de una ocasión.

«No ha servido como gestor», asegura Fernando García Marcos, presidente de la asociación de vecinos San Mamés-La Palomera, que reprocha al máximo regidor de la capital su «inacción» a la hora de reivindicar «proyectos necesarios para crecer» como la autovía León-Valladolid, la integración de Feve o la llegada de la alta velocidad «en condiciones y mucho antes». García insiste en que en el barrio «apenas se ha hecho nada, cuatro baldosas arregladas y poco más. En cuanto a la integración de Feve insiste en que «se acabará la legislatura y no habrán concluido las obras». Desde la Asociación León Típico, por su parte, consideran que la ciudad «se muere» por falta de iniciativas. Para su presidenta, Pilar Castañón, la gestión de la ciudad está resultando «penosa» desde que los populares se alzaron con el poder en 2011. «En el Húmedo sigue sin cumplirse la normativa de ruido y algunos de los gastrobares que han visto la luz en los últimos tiempos no sé hasta qué punto cumplen la legalidad».

Uno de los más descontentos con la labor ejercida por Gutiérrez es el presidente de la Asociación de Vecinos de Fernández Ladreda, Severiano González Llamazares, quien no termina de entender cómo se gestiona el tráfico en la capital. «Hay que sacarlo de la ciudad y proponer mejores iniciativas públicas porque una urbe tan pequeña como León no puede permitirse tanto volumen de vehículos». Aunque reconoce el avance llevado a cabo en cuanto a seguridad y protección de conductores y peatones, «las zonas 30» se antojan «insuficientes».

Uno de los pocos aspectos en que los leoneses valoran como positivas las políticas del Partido Popular en León son los planes de asfaltado que han devuelto su mejor aspecto a numerosas carreteras. «Han llegado tarde» pero las calles que «se comprometieron a acondicionar están listas o se acometerán en pocos meses», afirma José Miguel Debesa, presidente de la asociación vecinal de La Palomera-Quintanilla. En este sentido, desde el Ejido comparten la misma opinión, aunque no así en otras obras públicas como el alumbrado o la limpieza de alcantarillas. «Reclamaciones históricas como una mayor iluminación para la calle Daoiz y Velarde o el cuidado de los jardines no se han tenido en cuenta y eso irrita a los vecinos del barrio», recuerda Mariano Félix. «Tampoco nos han hecho caso en proyectos de primera necesidad como el prometido centro de salud que estaba diseñado para construirse en la Granja o la Ronda Interior».

La vida «sigue igual»

En Mariano Andrés no ven la acción del Partido Popular por ninguna parte y subrayan que sus acciones «brillan por su ausencia». El barrio «está cuatro años después de la llegada de Gutiérrez al poder tal y como estaba, la atención ha sido escasa». A nivel global, desde la asociación «alaban» que Gutiérrez haya sido capaz de sanear las cuentan del Consistorio. «Entendemos que las limitaciones económicas que se encontraron a su llegada han lastrado muchos de los grandes proyectos».

Para Luis Ángel Alonso, presidente de la asociación vecinal de Armunia, el paso del actual equipo de Gobierno por el Ayuntamiento de León ha sido «ineficaz». Sólo las ayudas al deporte base calman el malestar de un barrio «que pide a gritos» un plan para potenciar nuevas viviendas y mayor limpieza. Y aunque no depende directamente del alcalde, Alonso suspende a su partido en lo que se refiere a Educación —«donde los recortes son lamentables e indignantes»—.

La ambigüedad del alcalde al referirse a Torneros indigna a casi la totalidad de las asociaciones de vecinos que coinciden en que «supondría un impulso económico clave a toda la provincia», atrayendo empresas y creando «numerosos puestos de trabajo». Para José Luis Fernández Redondo, presidente de los vecinos del barrio de La Inmaculada, parece «mentira» que el PP «no presione» para que León esté incluido en el proyecto. A diferencia de los barrios situados en la periferia, aquí sí valoran el trabajo de la Concejalía de Jardines, pero acusan al máximo regidor de no hacer todo lo necesario para que el centro cívico incorpore un mayor número de actividades.

Flory Fernández, del Altama Puente Castro, centra sus críticas en las grandes infraestructuras. «El AVE o la construcción del Palacio de Congresos son proyectos en los que se debería haber alcanzado el consenso con otros partidos políticos y sin embargo no ha sido así». Pese a ello, aprueba a Gutiérrez en obra pública, en las mejoras realizadas dentro del Cementerio de la capital y en la puesta en marcha del Centro de Interpretación Romano.

«Prometió mucho en las elecciones pero después se ha olvidado de todo», se queja Ofelia Gutiérrez, cabeza visible de los vecinos del barrio de La Asunción. Sí valora que hayan escuchado sus reclamaciones para aumentar la presencia policial en la zona, por la labor de la Concejalía de Jardines en el mantenimiento de parques y que la integración de Feve esté «a punto de finalizarse». Desde el polígono de San Pedro, el presidente de la junta vecinal, Pablo Castro, da por perdido el escenario en el Parque de las Artes, otro de los compromisos que en su día adquirió el actual alcalde.

Juan Carlos Díez, presidente de la junta vecinal del Polígono 10, recuerda la promesa incumplida de mejorar la iluminación del parque y la retirada de farolas en Moisés de León. «Están colocadas en mitad de la acera y resulta imposible transitar en condiciones», matiza. Exime sin embargo al regidor de su responsabilidad con los grandes proyectos de la ciudad por la «falta de fondos» que ha causado la crisis económica.

Los incumplimientos de Gutiérrez irritan a las asociaciones de vecinos