viernes 3/12/21

El dinero de la indemnización que la fundación consiga del Palacio de los Guzmanes —los 6,2 millones de euros— pasará a formar parte del capital fundacional con destino a su reserva. Y ya tiene destino: la financiación de proyectos sociales y formativos decididos. Entre ellos, la rehabilitación de la Casona de Hospital de Órbigo para promover allí una escuela de agentes de desarrollo rural, en colaboración con la Junta y el Gobierno; también el acondicionamiento de la Casona de Sierra Pambley en Villablino para reanudar los cursos de verano, que tuvieron que ser suspendidos por la crisis.

La Diputación mantiene en el complejo de San Cayetano, levantado sobre terrenos del Monte San Isidro, innumerables servicios provinciales, además de espacios cedidos a organizaciones asistenciales o a la Junta con fines educativos, como el caso de la Escuela de Hostelería.

Allí, en ese complejo, la institución tiene la sede del Parque Móvil Provincial, la imprenta que edita el Boletín Oficial de la Provincia, entre otras publicaciones, los bibliobuses o áreas como Consumo, Desarrollo Rural, Servicios Sociales, Medio Ambiente y Arquitectura.

Los sucesivos equipos de gobierno han defendido los usos sociales que se prestan en estos terrenos, sobre todo, a través de la cesión de espacios a entidades asistenciales y los cursos de formación reglada que se desarrollan en pabellones del complejo.

Una indemnización con destino a proyectos en Hospital y Villablino